Descripción

Está claro que el trío mallorquín En 3 Palabras no pretende hacer música para las discotecas o para las listas de éxitos. Su propuesta se aleja de la artificialidad del hip-hop mainstream y se asoma a senderos mucho más arriesgados. “Batallando contra mi reflejo” es la prueba de que el hip-hop también puede ser introspectivo y filosófico. Líricamente, puede ser confesional y vulnerable.

“El infierno son los otros”, escribía el poeta francés Arthur Rimbaud. Sin embargo, el infierno es uno mismo, pareciera tratar de manifestar En 3 Palabras en este tema. La canción explora la lucha incesante contra quien, muchas veces, es nuestro peor enemigo: uno mismo. Si buscas bajar música en mp3 que te haga reflexionar, “Batallando contra mi reflejo” te dará mucho en que pensar y te erizará la piel.

Desde los primeros compases, queda claro que es un tema oscuro y profundo, a la manera de raperos como Canserbero. La pieza abre con un sintetizador que produce un sonido de bajo profundo, una melodía espectral y densa que marca la pauta para la entrada de una melodía de piano sencilla y elegante, a la vez que oscura y misteriosa. Esta base melódica se repite en bucle a lo largo de todo el tema.

Una de las características de En 3 Palabras es que se trata de un trío de raperos de gran talento, que alternan sus voces en temas que se convierten en reflexiones polifónicas. El grupo, formado en Mallorca, está integrado por Gloria Alonso, Eunice Orjalesa y V-Zen (Vicente Izquierdo). En “Batallando contra mi reflejo”, Alonso y Orjalesa se alternan en las estrofas y comparten los estribillos, mientras que V-Zen aparece haciendo algunos coros.

Las estrofas son una reflexión en clave rap sobre la incomprensión, la soledad, la sensación de abandono y el anhelo de escapar de las penumbras de la depresión. Con un buen flow y rimas consonantes inteligentes, el tema se abre a lo confesional.

En este apartado aparece uno de los aspectos más interesantes de la producción. En la última palabra de cada verso aparece un eco que repite la palabra, generando la sensación de desdoblamiento. Así, el tema logra recrear a nivel sonoro, la idea de ese doble que está en el espejo y contra el que la protagonista pelea.

El tema es intenso en todo momento, pero las estrofas y el estribillo se diferencian a nivel musical por la incorporación, en este último, de una sección de cuerdas y guitarras distorsionadas. Así, el estribillo tiene una fuerza cercana al rock. Las voces, en esta parte del tema, también se vuelven más intensas, como si estuviesen expulsando la frustración contenida y como si las cantantes estuviesen realmente inmersas en esa lucha contra el espejo.

A pesar de su atmósfera dramática, el tema se siente honesto en su mensaje. Algo que destaca es que, a pesar de los pensamientos negativos que el tema explora, ambas raperas siempre logran encontrar el contrapunto positivo. Así, la canción termina por mandar un mensaje positivo, de perseverancia en la búsqueda de la luz, de fuerza en esa difícil batalla contra la oscuridad interior y contra el reflejo negativo en el espejo.