Descripción

Piano, guitarra acústica, percusión, melodías hechas a través de silbidos alegres y una hermosa voz femenina son los ingredientes de “Good Old Times”, de Alex Cohen. Cohen mantiene un perfil bajo en las comunidades online de música. Pero, no sería de extrañar que, más pronto que tarde, su nombre sea reconocido en el mainstream. Sus producciones tienden hacia el ambient y los scores cinematográficos, pero en temas como “Good Old Times” explora nuevos horizontes.

“Good Old Times” es un tema perfecto para ambientar una comedia romántica independiente. Su sonido recuerda a himnos del indie pop como “In the Sun”, de She & Him o “Muhsaboom”, de la canadiense Feist. Se trata de una apuesta arriesgada, pues Cohen suele componer temas instrumentales más cinemáticos, y en este tema logra crear un tema pop carismático, radiante y alegre.

La voz femenina es la gran adición de Cohen a este tema. La cantante tiene una voz suave y hermosa. Su voz se adapta a la perfección con la alegría de la música. Al mismo tiempo, deja entrever la nostalgia de la letra. A nivel lírico, “Good Old Times” es un tema interesante, pues explora el tema, como no, del amor. Pero, su abordaje es desde una perspectiva que resulta refrescante.

La temática de la canción nos presenta una manifestación de amor, de un amor longevo, un amor adolescente que ha madurado hasta convertirse en un amor adulto. La canción hace una retrospectiva de esa relación. Canta sobre esos “buenos y viejos tiempos” que anuncia el título. Lo que la hace genial es que no cae en la trampa de la nostalgia triste. Por el contrario, muestra cómo, a pesar de los años, esa relación amorosa sigue siendo sólida y apasionada como en sus inicios.

¿Tuviste un mal día y quieres descargar música para animarte? Te garantizo que “Good Old Times” te alegrará el día con sus acordes de piano y guitarra joviales, y su melodía contagiosa interpretada por silbidos. Los primeros cuatro compases nos presentan los instrumentos y una progresión de acordes sencilla que dan forma al tema: Sol, Re, La y Si menor.

La canción tiene una estructura sencilla y no se sale de esos cuatro acordes. Pero, esta sencillez es lo que logra que sea tan espléndida como tema pop, pues la hace muy fácil de seguir. A todo esto, hay que sumarle el gran trabajo que hace Cohen en la sección rítmica, lograda a través de golpes de batería sencillos, aplausos y un shaker.

A pesar de su sencillez, Cohen añade toques de producción muy interesantes, como el eco que agrega a la voz en los versos del puente, antes de pasar al estribillo, y el coro de voces masculinas, que cantan el estribillo, hacen sonar al tema como un himno veraniego.

“Good Old Times” es al mismo tiempo una oda al pasado y una celebración del presente, un tema que muestra que una instrumentación y una progresión de acordes sencillas bastan para componer una gran canción pop.