Descripción

¡Inquietante y perturbador! Hay algo de Homeroad de Kai Engel que lo es. Una pieza que te dice “algo está pasando” o “personas traman algo”. El instrumental perfecto para cualquier película que tenga una escena de suspenso. Una obra que a pesar de ser calma, gracias a una aparente tranquilidad mantenida por el sonido del piano, son quizá los sintetizadores y efectos electrónicos que dan esa sensación de oscuridad. Homeroad luce como la obra de la banda sonora que marca un antes y un después, ese instante donde se revela quien estaba detrás de todo lo malo, cuando hay una enorme sorpresa que nadie se esperaba o cuando llegó el momento de enfrentarse ante el posible fin.

Kai Engel es un compositor ruso cuyo nombre real es Anton Fedchenkov (1992). Este joven artista ya ha creado muchas de sus obras para películas, series, videojuegos, y además, tiene un rango de trabajo increíble. Desde versiones neoclásicas hasta más experimentales como es el caso de Homeroad que se apoya del Trip Hop. Este chico es un músico prolífico que puede sacar al año más de 1 álbum sin problemas y que adora compartirlo con sus seguidores. Que no nos extrañe para nada verlo con más regularidad en grandes producciones cinematográficas, tiene todo el talento para crecer y su música de fondo, que puedes descargar en mp3, tiene un impacto bárbaro en nuestros sentidos. A veces lo único que hace falta para que estos artistas crezcan es un poco de apoyo.

Homeroad, que al principio se muestra como una pista de relajación, en segundos va trascendiendo a un escenario más grande. Nos hace sentir una vibración intensa, algo que nadie espera y de inmediato se sumerge en nuestra cabeza y nos asegura que todo lo que creemos no es nada cierto, que lo que has visto no es la realidad y que esta puede tener varias perspectivas. Ese instante en el que descubres que lo que veías rojo era azul o quien parecía la persona más amable es todo lo contrario. Homeroad se escucha como traición, como abandono, como una en la cual dejar todo nuestro corazón y espíritu porque de no ser así, todo como lo conocemos puede acabar. Es ese sentido literario y narrativo que brinda Homeroad lo que lo hace tan fascinante, un instrumental que merece ser aprovechado.

Cada vez que nos dejamos llevar por las notas de esta composición experimental, se hace más evidente que debe formar parte de una película o un corto de thriller o suspenso. Atrae las dudas, te plantea un desenlace oscuro, inesperado, capaz de derrotar e impactar a cualquiera. Kai Engel sabe jugar con eso, con la desesperanza, con el abatimiento, la soledad, la derrota, la intriga, los cambios trascendentales, la melancolía, la desesperación. Un tumulto de emociones y sensaciones se producen cuando escuchas una musica de fondo como esta, algo que difícilmente puedas olvidar ¿Lo bueno? Es que no tienes que hacerlo, puedes descargarla y utilizarla en tus propias creaciones o tan solo a modo de contemplación. Recuerda siempre darle crédito a quien merece.