Descripción

Los seres humanos somos criaturas fascinantes. Al nacer avanzamos temerosos ante un mundo desconocido, repleto de sonidos mágicos y lugares gloriosos. Cada paso nos conduce hacia el horizonte, hacia el futuro inexplorado y repleto de luces y colores que se elevan por el cielo. En ese viaje casi místico vemos las huellas de nuestros antecesores, aquellos que construyeron la tradición y crearon los cimientos de nuestra vida. Somos el resultado de sus pasos, del eco de sus voces, de las regiones que han alimentado por generaciones el sentido de nuestra existencia. Crecemos, evolucionamos y nos transformamos en las voces que construirán un mundo nuevo para los que vienen. Somos un ciclo, tomamos lo que heredamos y lo convertimos en algo nuevo. Avanzamos sin parar, buscando un rumbo que nos lleva, invariablemente, a la madre África. De allí venimos y hacia allá vamos.

Mama Africa es un canto al crecimiento, a la abundancia, al avance, al ser humano ascendiendo mientras lleva las raíces del pasado en sus pies. Sus sonidos pisan fuerte y crean una marcha prolongada, firme, poderosa, que va narrando la odisea de la vida de manera dulce y agradable, como el canto de una madre mientras mece a su hijo en su vientre. La forma en que los instrumentos se unen para crear armonías es exquisita. En cada segundo crece esta creación—casi como si emulara el mismo viaje del ser humano—, evoluciona y muestra la senda por la cual avanzan los hombres. Nunca se queda estática, nada es permanente, siempre incorpora algo nuevo hasta formar un sonido que viene desde el fondo de la tierra y vuela, libre, por las praderas de la tierra.

Petite Viking ha compuesto una amalgama de sonidos que se fusionan hasta formar un fino hilo que relata la vida misma. Esta pieza posee una voz que vuela alto y se eleva cual plegaria al cielo. Es omnipresente, se acopla a los sonidos hasta volverse uno de ellos. Cada uno de los instrumentos de Mama Africa ha sido arrancado de una región de la tierra. Sus armonías van creando sensaciones muy reales que nos llevan por selvas y montañas, llanos y desiertos, páramos desconocidos y comunidades enteras que suman sus esfuerzos para avanzar.

Al utilizar una base de ritmos tribales, repletos de características autóctonas, no solo crea una excelente percusión, sino que despierta al oyente esa extraña sensación de que se encuentra en África. Así, esta percusión es el molde perfecto en el cual se incorporan los instrumentos de cuerda, quienes confieren una profundidad y grandeza que le da un mejor acabado a toda la composición y le permite volar más lejos de lo que, inicialmente, podía llegar a ser, pues al combinarse todos estos elementos con aquella voz ancestral y dotada de un aura de solemne tradición, encontramos un sonido que empuja al oyente hacia un camino de completo sosiego.

Mama Africa está capacitada para relajar nuestros sentidos y trasportarnos a los lugares en donde toda la vida transcurre en un segundo y todas las cosas crecen gracias a la esperanza. Escuchar esta composición es reencontrarse con uno mismo y darnos la oportunidad de conocer un poco de las raíces que componen la estructura de nuestra vida. Mama Africa es exactamente lo que estás buscando si necesitas meditar o si estás interesado en descargar música agradable, capaz de contar una historia sin necesidad de palabras y ayudarte a desentrañar la maravillosa aventura de vivir.