Descripción

Una respiración, un chelo y un piano abren esta pieza. Son tres elementos que no parecen obra del azar. Su sonido dibuja ante nosotros una habitación oscura en donde solo algunas franjas de luz blanca se cruzan en el espacio. De pronto, aparece una figura de formas preciosas, esta se desprende de lo que parece un hermoso vestido, la oscuridad trasfigura sus formas y cuando se cae su ropaje, su propio cuerpo es la entrada hacia algo diferente. No vemos su rostro pero parece indicarnos todo. ¿Te atreves? Nosotros aceptamos el viaje.

Tai Chi nos lleva a una realidad en blanco y negro en donde las formas se alteran constantemente. Los instrumentos que participan en esta pieza sufren cambios impredecibles, variaciones armónicas, dramas sonoros y compases de sosiego. La experiencia de entrar en su melodía nos lleva por cuartos infinitos, pasillos largos, puertas que conducen a otras puertas y laberintos que se modifican constantemente. Sin embargo, esto no nos resulta estresante, no nos sentimos angustiados, no estamos desesperados, es todo lo contrario.

El tempo adormilado de su percusión nos invita a avanzar. El piano nos lleva por una atmósfera guiada, los silencios nos relajan y el chelo agrega una profundidad exquisita a un ambiente extraordinario. Sabemos que no estamos en peligro, nos encontramos en un refugio de paz y nos perdemos en él con total alegría porque la abstracción que construye nos expulsa de nuestra realidad para presentarnos la suya.

La creación de Valtteri Kujala es una obra perfectamente ideada. No hay espacios vacíos. Al escucharla cerramos los ojos y caminamos a través de estas habitaciones que mutan cuando entramos y eso lo percibimos en los cambios que sufre la melodía, los efectos que se le agregan e incluso en el cambio de profundidad que sufre la melodía pues las notas se estiran, los sonidos mutan y toda la pieza se transforma sutilmente para crearnos el ambiente de sosiego que tanto hemos estado buscando.

Quizás hoy estés cómodo con el ruido del mundo, pero mañana esto puede cambiar. Conseguir melodías que alcancen este nivel de inmersión y tenga la capacidad para ser interesante y no solo relajante es algo muy valioso. Por eso, considera descargar gratis esta pieza. Nunca sabes cuándo la vas a necesitar. No olvides que puedes dejarnos en los comentarios tu opinión acerca de ella y que puedes leer toda la información de su licencia en nuestra página en caso de que desees utilizarla para algún otro fin.