• Camille Saint-Saëns fue un maestro de la música clásica capaz de crear grandes narrativas sonoras a través de melodías preciosas y cargadas de un valor trascendental. En danza macabra, lejos de mostrarnos sonidos oscuros y adoloridos, nos muestra un despliegue impecable de variaciones, armonías y uniones capaces de despertar a los muertos. Atrévete a descubrir este sonido revelador y conseguirás una nueva pieza de la música clásica que seguramente no conocías.
  • Jan Dismas Zelenka fue un gran compositor checo perteneciente al movimiento del barroco que dedicó gran parte de su carrera a la creación de música religiosa, pero que fue relegado al olvido sin pena ni gloria. Sin embargo, por avatares del destino y la suerte de la providencia, con el tiempo, la posteridad recupero sus obras y diferentes voces y corales le han dado vida con un renovado orgullo y una fuerza extraordinaria. Si tú también quieres descubrir el poder que esconden sus melodías y cómo logra atraparnos y transportarnos hasta el mundo sublime que crea su sonido, entonces acompáñame y conoce un poco más de este compositor.
Ir a Arriba