• Componer música para el cine, el teatro, la televisión o los videojuegos supone un gran reto para cualquier músico. A partir de un guion, o a veces incluso de la mera descripción de una escena, un lugar o un personaje, el artista debe producir sonidos que capten la intención del guion, es decir, poder traducir correctamente la profundidad de la letra en un componente arbitrario musical. Estas piezas no solo acompañan la imagen, sino que acentúan su atmósfera. Un experto en esta tarea es el compositor húngaro David Szesztay, un músico multinstrumentalista que, desde los 13 años, se ha dedicado a la composición de bandas sonoras para películas, animaciones, obras de teatro y comerciales. Szesztay logra, con sus composiciones, transmitir al espectador las emociones y el ambiente en que están inmersos los personajes. Su balada acústica “Adios” ejemplifica este rasgo de su propuesta musical.
  • El comienzo de “The Final Countdown”, de Europe, es uno de las más reconocibles de la música popular. Esa línea de sintetizador es, junto a temas como “Take on Me”, de A-Ha, o “Eye of the Tiger”, de Scorpions, una de las melodías más épicas y triunfantes de la historia de la música. ¿Cómo remezclar ese gran clásico sin que pierda su esencia? ¿Es necesario reelaborar una canción que es sinónimo de perfección? Beats Antique nos da las respuestas a estas preguntas, en su inusual, exótico y emocionante remix de “The Final Countdow”, que transforma por completo el tema de Europe sin perder ni un poco de su carácter épico.
  • Brad Sucks es un proyecto musical que mezcla de forma impecable la herencia folk y el indie rock en sus temas, donde la introspección va de la mano con el sarcasmo, la ironía y el humor. Este músico se inscribe en una tendencia cada vez más frecuente en la música independiente, en la que los roles de compositor, intérprete y productor son desempeñados por una misma persona. Autoproclamado como uno de los pioneros de la distribución digital gratuita a través de internet, Brad Sucks es una de las voces de la generación Y, los llamados millenials. Sus temas y preocupaciones resuenan estridentemente en este grupo de característica etérea. Su estética, mezcla de elementos vintage y referencias contemporáneas, se refleja también en su música.
Ir a Arriba