• La música contemporánea se ha vuelto cada vez más difícil de clasificar. Esto, lejos de ser un problema, supone un desafío para el oyente. Se torna una experiencia de escucha más lúdica a la hora de preguntarnos a qué género pertenece un artista. En la diversidad de influencias y sonidos, nacen grandes bandas como Rey Eléctrico. Directo desde Chile, Rey Eléctrico tiene una misión: ponerte a bailar con su mezcla de ritmos latinos, funk y hip-hop. Es un caleidoscopio sonoro cargado de energía y vibras coloridas. Esta banda chilena se formó en el 2017 con el propósito de innovar y reinventar. Intenta dar un soplo de aire fresco a géneros consagrados como el disco y el funk, que la banda logra traer al siglo 21.
  • Una de las maravillas de nuestra época es que, gracias a la tecnología, dos o más artistas pueden colaborar entre sí a pesar de estar en extremos opuestos del mundo. En el ámbito musical, el resultado puede ser innovador y emocionante. Lo demuestra “Tonight”, un tema del dúo de hip-hop español D.O.S. y la cantante pop canadiense Tenille Doram. Más allá de las brechas culturales y de la barrera del idioma, la necesidad de salir a festejar es latente en España, en Canadá y en el resto del mundo. “Tonight” es un himno al viernes por la noche. Axalta las fiestas y las celebraciones, un tema donde el dance y el hip-hop se dan la mano para ponerte a bailar.
  • Sammuel Preason Jenkins, mejor conocido como Semme, es un compositor, cantante y rapero de Florida, quien con tan solo 22 años ya es copropietario del sello discográfico Graphic Entertainment music LLC y está hambriento de éxitos. Desde los 15 años, Semme ha intentado encontrar su voz propia. Compuso canciones en base a sus experiencias, del albinismo que padece, de las tragedias familiares que ha vivido hasta hallar, poco a poco, el que ahora es su sonido, una voz potente y precisa que asalta los auriculares y se cuela en los oídos con el único propósito de transmitir su visión de la vida.
  • ¿No has amanecido con ganas de bailar un ritmo contagioso? Frank Guerrero y su grupo Aché ofrecen los ritmos caribeños más enérgicos para alegrar la vida. El líder del conjunto nació en la cuna de los mejores salseros, la Habana, donde aprendió desde temprana edad a escuchar la melodía que lo acompañaría durante toda su carrera artística. Aunque el origen de su pasión estuvo en su tierra natal, Guerrero absorbió la influencia de un swing que se percibe claramente en su producción musical. Como estudiante de guitarra, este artista viajó en varias ocasiones a Colombia. Allí se despertó su interés por la salsa que se bailaba en los sitios populares del país. Desde ese momento, nada detuvo al compositor para incorporar diversas melodías pertenecientes a la cuenca del Caribe. Así nos entrega unas canciones que resultan de la hibridación constante, del diálogo permanente entre diferentes manifestaciones latinas. Por tanto, es seguro que te vas a identificar con estas canciones que hacen un homenaje a cada uno de los ritmos que componen la cultura salsera.
Ir a Arriba