• Ludwig Van Beethoven fue uno de los pianistas más trascendentales de su época y que, con el tiempo, ha llegado, a través de sus poderosas melodías, a cada rincón del planeta. En sus composiciones se mezclan lo que parecen pequeñas cápsulas de sentimientos, emociones y colores que transportan al oyente a un mundo creado a consciencia, pero que, al ser percibido por nuestros sentidos, se convierte en uno muy íntimo, dominado por nuestra imaginación y por la voluntad que poseemos para escucharnos a nosotros mismo y el rugir de nuestras almas en cada una de las pulsaciones que emite el piano en cada pieza.
  • La marcha turca es el nombre que se le ha otorgado en la jerga popular a la sección final de la sonata para piano número 11 de Mozart. Es quizás una de las piezas más famosas del compositor austriaco, por lo que se ha versionado en múltiples ocasiones. Esta pieza no solo ha sido seleccionada para hacer adaptaciones, sino que también figura en varios ámbitos de las artes. En el cine, es común escuchar la onceava sonata, y lo mismo se aplica a la danza, especialmente el ballet. De modo que vamos a ahondar en este tema que ya conoces.
Ir a Arriba