licensia atribucion no comercial sin derivadas internacional

Una de las últimas posibles combinaciones de categorías que repasaremos en esta fase inicial de nuestro blog, las composiciones licenciadas bajo Reconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada (CC BY-NC-ND) tienen a ajustarse a un perfil específico de usuarios, ya que las mismas especifican restricciones que van mucho más allá del terreno de la comercialización.

Aunque a lo largo de esta entrada repasaremos los aspectos más relevantes de esta licencia, desde el inicio podemos afirmar que es la más limitante de todas las licencias de música, ya que únicamente permite descargar y compartir con otras personas las obras en cuestión, sin ningún tipo de libertad con relación a la transformación, rentabilización monetaria o creación de nuevas propuestas a partir de la misma.

A primera vista luce un tanto complicado sacar adelante proyectos bajo estas exigencias, pero la verdad es que, incluso con las barreras planteadas, todavía quedan por fuera una importante cantidad de posibilidades para valerse de los temas con Reconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada (CC BY-NC-ND) sin caer en trampas de ilegalidad. Pero no nos detengamos más en reflexiones preliminares, y pasemos a detallar a fondo las particularidades de esta licencia.

 

Mucho más que presentar los créditos necesarios

En caso de querer copiar y redistribuir material protegido por Reconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada (CC BY NC-ND), tendrás que cumplir una serie de requerimientos para sortear el camino y evitar cualquier movimiento ilegal.

Las condiciones de uso son claras en esta licencia. Debes atribuir los créditos correspondientes al autor original de la obra sin que parezca que este apoyó o reforzó tu decisión de redistribuirla. Y, por sobre todas las cosas:

  • No puedes realizar cambios o transformaciones de ningún tipo.
  • Tampoco estás autorizado para crear nuevas obras parcial o totalmente basadas en la composición original.
  • Y, evidentemente, los beneficios monetarios de todos los estilos y formas quedan fuera de juego al utilizar las piezas licenciadas bajo Reconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada (CC BY-NC-ND).

Con un panorama tan restrictivo puede que estés pensando que toda la música libre de derechos que cae en esta categoría no se puede aprovechar de ninguna manera, ¡y no puedes estar más alejado de la realidad!

¿Cambiaría un poco tu opinión si te dijéramos que bajo esta licencia hay una cantidad bárbara de canciones que pueden ser utilizadas para musicalizar celebraciones especiales, tales como bodas, aniversarios y fiestas corporativas, entre otros eventos? ¡Conozcamos más al respecto!

 

Una imposibilidad con potencial de mutar hacia una oportunidad

El hecho de que no puedas generar ganancias, editar o crear nuevas obras a partir de temas protegidos por Reconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada (CC BY-NC-ND) tiene un sentido claro, solamente tienes que aprender a identificarlo.

Hay piezas musicales que fueron creadas para ser escuchadas exactamente de la forma en que se gestaron. Y este pensamiento puede aplicar para un escenario realmente amplio de músicos provenientes de distintos niveles, incluyendo aficionados, independientes y profesionales.

Al mismo tiempo, también existen canciones que exigieron una gran cantidad de tiempo y esfuerzo a sus compositores y, por ende, cualquier tipo de acción que se vaya a realizar con ellas (que implique cambiarla o producir dividendos) tiene que ser negociada con su autor.

Recordemos que la música libre de derechos, que a su vez esté protegida por alguna de las licencias de Creative Commons, siempre podrá estar sujeta a un proceso de negociación con su autor original. Solamente debes contactar directamente con la persona, especificar el tipo de uso que le quieres dar al tema y decidir si las condiciones exigidas por el compositor se ajustan tanto a tu presupuesto, así como a tus objetivos.