• Wow. Eso es lo primero que pensé al terminar de escuchar “The Return”, de Alexander Nakarada. En la web puedes encontrarte con cosas muy buenas y de alta calidad, pero esta pieza musical es realmente sorprendente por su contundencia, su complejidad y belleza. Casi podría decir que pocas veces me he topado con una canción tan buena. ¿Crees que exagero? Pues óyela tú mismo. Estoy seguro de que terminarás tan fascinado como yo. “The Return” es música gratis de excelencia con reminiscencias claras de la música clásica pero con un toque de épica y espectacularidad moderna. Sin dudas, Nakarada es un talento a tener en cuenta.
  • Sumérgete en esta aventura musical compuesta y arreglada por el australiano Scott Buckley. Te garantizo que es una experiencia de la que no saldrás inmune. Su bella melodía y la suavidad de la armonía, lograda casi exclusivamente con instrumentos de cuerda, recuerda a las piezas más sentimentales de grandes compositores como Ennio Morricone. De hecho, la música pensada para películas es el género favorito de este compositor, cuyas melodías inspiradoras sin dudas te dejarán conmovido con la potencia y sutileza de las grandes obras musicales. Mi propuesta es que apagues las luces de tu casa, te prepares un café o un té, y te relajes para subir a las alturas vertiginosas de “Titan”.
  • Relájate y déjate llevar por esta hermosa música ambiental que fue creada por el compositor autodidacta Tristan Lohengrin. Se trata de una canción tranquila, ideal para la meditación y la relajación, que de inmediato nos lleva a un ambiente entre medieval, celta y fantástico. El título de la canción (“Un Santuario Pacífico”) es una elección perfecta de este joven compositor francés, quien con apenas unas notas logra trasladar al oyente a un lugar de paz, a nuestro propio y personal santuario. En resumen: una obra maestra libre de regalías que no puedes perderte.
  • ¿Quieres concentrarte en tu trabajo? ¿Buscas una manera de alejarte del mundo y tranquilizarte? ¿Quieres que tu pequeño niño duerma tranquilo? La música cumple diferentes funciones además de deleitarnos con sus sonidos y melodías. Es una herramienta muchas veces útil para entrar en determinados estados de ánimo. En el caso de “The Time To Run”, de Dexter Britain, la música cumple varias funciones: es una hermosa melodía, con delicados y vibrantes arreglos, que nos lleva a un estado de concentración y exaltación, y es ideal para la banda sonora de películas y también para el soundtrack de nuestra vida. Una pieza de arte sin desperdicio que te invito a que conozcas.
  • Todos tenemos una historia para contar. Esa historia se encuentra en un lugar único, espléndido, repleto de magia y colores aunque nunca nos acercamos a él. No somos lo suficientemente seguros para llegar hasta allí, para enfrentarla y poder contarla a viva voz. Sin embargo, The Journey aparece con sus sonidos de confrontación y redención, con su fuerza de tempestad y su percusión constante que nos lleva a esa aventura maravillosa que llevamos encerrada en nosotros mismos. Timofiy Starenkov, compositor, productor e intérprete ucraniano ha edificado la banda sonora ideada para la historia de tu vida, para que entres en comunión contigo mismo y saques de ti los mejores recuerdos, anhelos y frustraciones que encierras en tu corazón.
  • «Bella ciao, bella ciao». Pocas despedidas son tan libertarias como la que ofrece esta melodía. Si eres joven, seguramente el recuerdo más fresco que tienes de ella proviene de la banda sonora de la casa de papel y su preciosa construcción alrededor de esta pieza. Sin embargo, esta canción emblemática despierta anhelos de lucha, resistencia y libertad. Su origen —o popularidad—, datan de la Segunda Guerra Mundial, época en la que fue utilizada como cántico para evocar dignidad, desprecio a la opresión y determinación inquebrantable por dar fin a todo lo que atentaba contra los principios. Por suerte, hoy podemos disfrutar de ella con la mente y el corazón abiertos a su valor y significado. ¿Te animas a hacerlo? ¡Entonces acompáñame!
  • musica africa
    Africa The Cradle of Life
    de Grégoire Lourme
    Instrumental, Música del mundo
    Una buena pieza musical debe ser, por supuesto, disfrutable. Una gran pieza musical, además de agradar, te hará sentir emociones profundas, hará florecer en tu imaginación paisajes y recuerdos, situaciones y sentimientos. Componer música de tales cualidades ha sido la misión de Grégoire Lourme, un compositor francés caracterizado por su visión épica y la cualidad evocativa de sus piezas. Influenciado por grandes nombres de la composición de bandas sonoras, como Hans Zimmer y John Powell, este joven músico francés ha desarrollado un estilo propio, poderoso y épico, ideal para ambientar tus proyectos audiovisuales.
  • Compartir música es uno de los actos más hermosos y liberadores del mundo. Al menos a mí me provoca siempre cierta esperanza y alegría descubrir a compositores que, en un acto de despojo, entregan a los demás su arte sin cobrarles ni una moneda. Tal es el caso de Kevin MacLeod, músico estadounidense que compuso más de 2000 canciones instrumentales y las puso a libre disposición de quien quiera usarlas o simplemente disfrutarlas. Pero lo mejor de todo es que estas excelentes composiciones están a la altura de los mejores músicos de series, películas y videojuegos. Sus piezas musicales son deslumbrantes y épicas, y por eso quiero invitarte a que apreciemos juntos esta maravillosa composición llamada “The Descent”.
  • El italiano Alessandro Ricci, cuya obra es la síntesis de géneros diversos, le dan una particularidad especial a su sonido. Cinemático e inspiracional, la mezcla entre influencias clásicas y música electrónica que lleva a cabo Ricci se materializa en canciones sublimes. Son perfectas para servir como banda sonora. Con un acercamiento económico en elementos en cuanto a recursos utilizados, Alessandro Ricci es capaz de producir una música de proporciones masivas. Es capaz de despertar emoción y de evocar imágenes nítidas en el oyente. "Africa" es prueba fehaciente de ello.
  • Spectacular Sound Productions es el nombre de una compañía de producción musical fundada por Bertalan Szűcs. Este profesional de las artes se graduó en la Universidad Metropolitana de Ciencias Aplicadas en Budapest. Allí obtuvo un diploma en la especialidad de animación en el año 2015. Sin embargo, Bertalan Szűcs ya venía desarrollando destrezas en el área de composición musical. Se desempeñaba realizando pequeños arreglos para terceros, a través de lo cual logró perfeccionarse en dicha disciplina de manera independiente. Un ejemplo de ello es el trabajo que llevó a cabo con el estudio de producción “We Are Mad”.
Ir a Arriba