• Hay canciones que arrancan los sentimientos desde el fondo del alma y los vuelcan sobre el instrumental. In your arms es una de ellas. Este soundtrack, esta música de fondo, es una maravillosa muestra del poder que tiene la música para narrar los sentimientos y las emociones más íntimas. Los pocos minutos de duración de esta pieza están encadenados a nuestras carencias y dolores, a nuestros padecimientos y frustraciones, cada segundo nos lleva a ese mundo que no queremos afrontar pero que, al aceptar su melodía, decidimos enfrentar porque estamos acompañados. Nos sentimos abrazados e identificados con el instrumental y solo por esto, She’s Electric se gana nuestro respeto y admiración. ¿Te atreves a intentarlo? Entonces sigue leyendo y deja que el sonido te abrace.
Ir a Arriba