• Cuando escuchas por primera vez “Siesta” piensas inmediatamente en un viaje, un viaje donde el viento acaricia tu cabello, donde la naturaleza te sorprende rodeándote con su esplendor. Pero Siesta de Jahzzar no es solo viajar a un lugar, este viaje puede tratarse de un cambio, de crecimiento personal, de un viaje espiritual. Si quieres sentir algo extraordinario de la mano del folk, del indie-rock y del shoegaze, debes descargar este instrumental pop del músico español Javier Suárez. Al descargar gratis esta pieza podrás escucharla cuantas veces quieras y estamos 100% seguros de que vivirás emociones que no te esperabas de algo así.
  • George Capon es un joven músico proveniente de Manchester. Sus canciones tantean géneros diversos. Pero, en todas, sale a relucir su sensibilidad pop, sus letras con las que es fácil identificarse, su capacidad para producir coros memorables y su coqueteo con sonidos más arriesgados que los típicos de la música pop. En “Breathe”, Capon nos presenta una especie de diálogo consigo mismo tras una aparente ruptura amorosa. El mensaje es claro: hay que recuperarse, seguir adelante y no descartar el amor por una mala experiencia. Todo esto amenizado por una instrumentación impetuosa que le da al tema un carácter potente y único.
  • Con un nombre como SadMe, es evidente que la propuesta musical de esta banda no será un desfile de felicidad y alegría. Sin embargo, tampoco es acertado pensar que se trata de un grupo histriónico o melodramático. Al contrario, este proyecto de origen ruso se alimenta de lo emocional para producir una música visceral, con mucho carácter sonoro y de gran profundidad poética. En el amplio mundo del rock alternativo, pocas bandas hacen tanto énfasis en lo alternativo como el sexteto liderado por Masha SadMe. Desde la instrumentación particular del grupo, pasando por sus innovadoras composiciones y por su estética única y bien definida, podemos decir que estamos ante uno de los proyectos más emocionantes del rock underground de los últimos años. Por ende, prepárate para sentir emociones intensas: SadMe no sabe producir canciones tibias, solo temas que te hacen sacudir el alma. Invita a la calma y a la introspección, tal como ocurre en Unify, de Madame Snowflake.
  • Al pensar en Rusia, es casi inevitable pensar en el frío y en los duros inviernos. Quizás, por esta razón, resulta tan sorprendente que Carrying Goodness sea una banda emparentada a ese país, pues su sonido se asemeja mucho más al de la escuela punk de la soleada California. Directo desde Moscú, nos llega este trío de pop-punk con una clara influencia de Green Day y Blink-182. Cargados de energía y con un afilado sentido de lo melódico, esta banda rusa no necesita de progresiones de acordes o arreglos complejos. Su propuesta parte de la sencillez para lograr un sonido que, de acuerdo a sus integrantes, busca alcanzar el lado positivo del alma humana.
  • Hay géneros musicales que, al juntarse, producen combinaciones inolvidables a pesar de sus diferentes orígenes, sonidos e influencias. Este tema del dúo electrónico Vendredi en el que aparece como invitado el rapero underground Paps es prueba irrefutable de que el dance y el hip-hop son géneros complementarios, y de que su conjunción puede producir temas inolvidables capaces de encender la pista de baile. En cierto modo, por su intensión bailable, me recuerda a música Bae Bae, de Rameses B. Ritmo, armonía, estilo y flow. Vendredi nos trae un tema para levantarse del asiento y bailar al ritmo de una producción tan disfrutable como difícil de clasificar, una pieza fresca y divertida para empezar la fiesta y no parar hasta el amanecer.
  • Hay bandas que crean himnos. Así, a secas, sin dilación, se muestran como melodías auténticas que se desprenden de toda vestimenta y se vuelven motivo de celebración allí donde logran invadir los parlantes. Son joyas poderosas que sin importar el contexto o el ambiente logran colarse y seducir al oyente: su ritmo es contagioso, se pega a los huesos y los obliga a moverse y a saltar; su sonido es una fiesta sin fin, nos traslada a su propio universo. Al escucharlos somos parte de algo más grande, vivimos, apenas por algunos breves minutos, un éxtasis que va más allá de la expresión y que se convierte en ruido y movimiento, en pasión y locura, en alma y corazón. Sí, hay bandas que crean himnos, The Spin Wires es una de ellas.
  • A pesar de que el mundo musical está apegado al gusto universal, también existen propuestas para los outsiders. No referimos a Starmob, una banda que responde a las características del género indie en el sentido más tradicional. Este se puede encontrar en el repertorio actual. Esta agrupación abraza una filosofía artística que incluso sabotea el intento de ubicarla dentro de una clasificación específica. Para escuchar la producción de Starmob, es necesario despojarse de los encasillamientos, aunque se reconozca heredera del indie.
  • Con las grabaciones modernas surgió también la ideal del álbum como una colección de canciones ordenadas según algún criterio. A partir de la década de los 60 y, especialmente, durante los años 70, se popularizó la idea del disco conceptual, álbumes cuyas canciones están emparentadas por motivos líricos, temáticos o sonoros comunes. Incluso, en algunos casos, por una estructura narrativa en la que cada canción cuenta una historia o parte de ella. Monk Turner es un músico estadounidense autoproclamado como el "defensor galáctico del disco conceptual”. En su haber, este multi-instrumentalista cuenta con 25 álbumes conceptuales en los que explora diversos géneros y colabora con gran variedad de artistas. “The Great Journey" es un potente tema liderado por la guitarra eléctrica, una perfecta introducción al vasto universo sonoro de Turner.
  • Una de las características más definitorias de las piezas musicales más memorables es que se pueden adaptar a cualquier género sin perder su esencia. Estas piezas, además, trascienden su propio tiempo. Blue Wave Theory nos da prueba de ello. Hace su adaptación de un clásico del folk al surf rock moderno.

  • Si las aventuras pudieran sonar como un instrumental seguro lo harían como Clear Progress, una música de fondo que nació y vive para ser la banda sonora de una historia inspiradora. Una mezcla de indie-rock con mucho pop, y con sonidos parecidos a los usados en los audiovisuales que te presentan una nueva idea, un nuevo progreso, o incluso en temáticas infantiles. Una composición pensada para alegrar, para dar esperanza y regar el lado bello de la vida. Scott Holmes, un chico que poco se muestra, es de los músicos que adora compartir sus creaciones con el mundo y esta es una de sus maravillas.
Ir a Arriba