• No importa en el momento en el que escuches esta canción, siempre que lo hagas recordarás un pedacito de un mundo que ha inmortalizado la banda Tortuga de Mar. Es sumamente sencillo perderse entre sus instrumentos y naufragar hasta las orillas de su sonido. Mientras estamos inmersos en esta canción, los colores surgen como cuerpos sin forma que danzan para nosotros. Somos seducidos por un sabor diferente y una clave maravillosa que nos hace volar y soñar con esa orilla de mar que describe la vocalista. Si conoces a esta banda, hazte un favor y disfruta esta melodía una vez más. Por el contrario, si nunca habías escuchado nada de ella, permíteme informarte que tienes mucha pero mucha suerte. Ingresa ahora y deja que el sonido hable por sí mismo.
Ir a Arriba