• La música de Ray W Smith tiene la cualidad de transportarnos en el tiempo. “Rockin Robin”, uno de los temas de este cantautor estadounidense, es una típica canción de rock ‘n’ roll clásico. Se trata de una canción con un sonido más cercano a las raíces de este género que al rock moderno, con una guitarra eléctrica de tonos limpios con un sonido similar al banjo típico del bluegrass y una batería que marca un tempo alegre y bailable. Estos elementos le dan forma a una pieza que despierta la nostalgia y nos lleva directo a los años 50, a la época donde nacía uno de los géneros musicales definitorios del siglo XX. Esto resulta sorprendente, puesto que la canción fue lanzada en el año 2000. A pesar de la distancia temporal, Smith capta de manera magistral el sonido y el espíritu de los primeros rebeldes sin causa.
  • El blues es un género musical que cuenta con un sonido muy propio e idiosincrásico. Este género fue fundamental como referencia y punto de partida para el jazz. Así, la presencia del piano y la guitarra, los ritmos sincopados y frenéticos que invitan al baile, y las voces potentes y carismáticas son los fundamentos estéticos de ambos géneros. Pero el blues no solo es idiosincrásico en cuanto a su sonido, sino también en cuanto a su contenido lírico. Los cantantes de blues solían recurrir a la jerga y el argot populares en sus temas. Este aspecto resulta fundamental para apreciar en su totalidad “Monkey Man Blues”, una joya infravalorada de la música negra interpretada por Cripple Clarence Lofton.
  • Una de las innovaciones tecnológicas más importantes del siglo XX, en el ámbito musical, fueron las grabaciones de discos. George Reneau, un cantautor ciego oriundo de Tennessee, EE.UU., fue uno de los primeros artistas de música country en grabar sus canciones. “The Lonesome Road” es una canción clásica de este pionero del country. Se trata de una pieza musical que sentó algunas de las bases que definirían este estilo musical tan popular en Estados Unidos. La primera grabación de esta composición data de 1924, y fue publicada por Edison Records.
Ir a Arriba