• Hay bandas que crean himnos. Así, a secas, sin dilación, se muestran como melodías auténticas que se desprenden de toda vestimenta y se vuelven motivo de celebración allí donde logran invadir los parlantes. Son joyas poderosas que sin importar el contexto o el ambiente logran colarse y seducir al oyente: su ritmo es contagioso, se pega a los huesos y los obliga a moverse y a saltar; su sonido es una fiesta sin fin, nos traslada a su propio universo. Al escucharlos somos parte de algo más grande, vivimos, apenas por algunos breves minutos, un éxtasis que va más allá de la expresión y que se convierte en ruido y movimiento, en pasión y locura, en alma y corazón. Sí, hay bandas que crean himnos, The Spin Wires es una de ellas.
Ir a Arriba