• Al pensar en Rusia, es casi inevitable pensar en el frío y en los duros inviernos. Quizás, por esta razón, resulta tan sorprendente que Carrying Goodness sea una banda emparentada a ese país, pues su sonido se asemeja mucho más al de la escuela punk de la soleada California. Directo desde Moscú, nos llega este trío de pop-punk con una clara influencia de Green Day y Blink-182. Cargados de energía y con un afilado sentido de lo melódico, esta banda rusa no necesita de progresiones de acordes o arreglos complejos. Su propuesta parte de la sencillez para lograr un sonido que, de acuerdo a sus integrantes, busca alcanzar el lado positivo del alma humana.
  • La música contemporánea se ha vuelto cada vez más difícil de clasificar. Esto, lejos de ser un problema, supone un desafío para el oyente. Se torna una experiencia de escucha más lúdica a la hora de preguntarnos a qué género pertenece un artista. En la diversidad de influencias y sonidos, nacen grandes bandas como Rey Eléctrico. Directo desde Chile, Rey Eléctrico tiene una misión: ponerte a bailar con su mezcla de ritmos latinos, funk y hip-hop. Es un caleidoscopio sonoro cargado de energía y vibras coloridas. Esta banda chilena se formó en el 2017 con el propósito de innovar y reinventar. Intenta dar un soplo de aire fresco a géneros consagrados como el disco y el funk, que la banda logra traer al siglo 21.
Ir a Arriba