• Al pensar en Rusia, es casi inevitable pensar en el frío y en los duros inviernos. Quizás, por esta razón, resulta tan sorprendente que Carrying Goodness sea una banda emparentada a ese país, pues su sonido se asemeja mucho más al de la escuela punk de la soleada California. Directo desde Moscú, nos llega este trío de pop-punk con una clara influencia de Green Day y Blink-182. Cargados de energía y con un afilado sentido de lo melódico, esta banda rusa no necesita de progresiones de acordes o arreglos complejos. Su propuesta parte de la sencillez para lograr un sonido que, de acuerdo a sus integrantes, busca alcanzar el lado positivo del alma humana.
Ir a Arriba