Descripción

Algunos de los argumentos que suelen emplear las personas que reniegan del hip hop son del tipo “es una música violenta”, “los raperos solo dicen obscenidades” o “eso no es arte, es música comercial”. Evidentemente, se trata de prejuicios. Ese tipo de frases demuestran un desconocimiento a profundidad de un género rico en historia. Un género que es muy complejo tanto a nivel musical como lírico.

Ejemplo de esto son raperos como Scott Allen, un MC estadounidense que destaca por sus temas narrativos. Lo caracteriza un excelente sentido del ritmo y la rima y por su enfoque lírico particular. Los temas de Allen, quien se define como un observador de la gente, son crónicas de lo cotidiano. En ellas el rapero hace llamados de conciencia al oyente sobre diferentes tópicos.

Happy Guy” es un tema perteneciente al EP Life is Art (2006). El título de este lanzamiento sintetiza el enfoque lírico de Allen. Es una reflexión sobre la vida como arte, lo cotidiano y la idea de que el día a día, con todas sus tribulaciones, merece contarse. Precisamente, esto es lo que Allen logra en “Happy Guy”, sin duda uno de sus mejores temas, una pieza que incita a la reflexión.

Sobre una base rítmica sencilla, donde la batería marca el ritmo, el bajo adereza los compases. Un piano a la vieja escuela del hip hop de los 80 lleva la melodía. Scott Allen, el observador, describe una situación familiar. Desde la tercera persona, Él describe la rutina de un trabajador de oficina, un administrativo de una empresa cuyo día a día es una repetición de las mismas actividades.

El personaje, el “tipo feliz” al que alude el título, es un hombre de familia, que trabaja incansablemente para proveer a los suyos. El MC nos advierte: es la historia de un hombre que se ve feliz, pero sufre por no poder pasar tiempo con su familia. Está esclavizado a una rutina de papeleos, reportes y proyectos que lo hacen pasar horas en la oficina.

El rapero va describiendo de forma progresiva, verso a verso, esa rutina tediosa y las motivaciones del personaje. El “tipo feliz” se despierta y se prepara, en el primer verso, para ir a trabajar. En el segundo, se nos describen sus actividades en la oficina, la frustración por la falta de reconocimiento por su trabajo. Sobre todo, lo acoge mantenerse alejado de su familia. Durante el último verso, el personaje vuelve a casa. ¨Pero, sus hijos ya están dormidos y solo puede pasar unos minutos junto a su esposa, dado que tiene trabajo pendiente.

Entre verso y verso, una segunda voz canta, en clave soul, un estribillo melancólico en primera persona, desde la perspectiva del personaje. Esto crea juegos de contrastes entre versos, donde la perspectiva es la del observador, y el estribillo, la emoción del personaje sale a relucir.

Si estás interesado en descargar música gratis en mp3 que cambie tu percepción sobre el hip hop, escucha esta pieza. Si ya eres un fanático del rap, Happy Guy es la canción ideal para ponerte a reflexionar sobre la vida. ¿Qué piensas sobre este tema y sobre la idea de que la vida es arte?