Descripción

Hay canciones de navidad que trascienden y se vuelven parte de nuestra tradición gracias a las festividades y a la cultura pop. Y es que ese encanto que nos reúne todos los años en un ambiente común muy difícilmente se puede rechazar, especialmente si está enmarcado en una maravillosa y dulce música que se abraza al alma y nos obliga a llevarla en la memoria.

Desde niños siempre escuchamos villancicos por navidad. Noche de paz es un claro ejemplo de ello. Todos la tarareamos: está en el sonido de algunas luces de los árboles de navidad, en las calles e incluso en las tiendas, y sin embargo, ¡cuánto desconocemos de ella!

Compuesta por el alemán y organista Franz Xavier Gruber y con letra de Joseph Mohr, la que empezó siendo una canción de coro es hoy un himno inmortal que habla de unión y esperanza. Tales son los sentimientos que despierta, que incluso durante la Tregua de Navidad de 1914, durante la primera Guerra Mundial, los frentes alemanes e ingleses cantaron juntos este villancico. ¡Vaya qué poderosa imagen!

Por eso no es raro que, al escucharla interpretada por este coro acapella, la imagen de un día de diciembre aparezca ante nosotros y nos vuelva pequeño el corazón. Los días de la niñez reaparecen, la sonrisa se dibuja y el mundo parece un poco más feliz.

De esta forma, esta melodía es un regalo de paz, precisamente esa que llega gracias a la dulce armonía que construyen estas voces y al suave timbre que forman al unísono, pintando de colores y emociones los mágicos días del ayer y del presente.

Si te ha gustado esta versión de Noche de Paz o te ha ayudado a revivir grandes memorias del ayer, no olvides que la puedes descargar gratis esta canción crisitana con nosotros. Con tan solo un clic puedes tenerla a tu disposición y seguir disfrutando de su sonido. No te vayas sin dejarnos en los comentarios con cuál recuerdo asocias esta preciosa canción. ¡Queremos saber tu historia!