• Wow. Eso es lo primero que pensé al terminar de escuchar “The Return”, de Alexander Nakarada. En la web puedes encontrarte con cosas muy buenas y de alta calidad, pero esta pieza musical es realmente sorprendente por su contundencia, su complejidad y belleza. Casi podría decir que pocas veces me he topado con una canción tan buena. ¿Crees que exagero? Pues óyela tú mismo. Estoy seguro de que terminarás tan fascinado como yo. “The Return” es una música de fondo de excelencia con reminiscencias claras de la música clásica pero con un toque de épica y espectacularidad moderna. Sin dudas, Nakarada es un talento a tener en cuenta.
  • Relájate y déjate llevar por esta hermosa música ambiental que fue creada por el compositor autodidacta Tristan Lohengrin. Se trata de una canción tranquila, ideal para la meditación y la relajación, que de inmediato nos lleva a un ambiente entre medieval, celta y fantástico. El título de la canción (“Un Santuario Pacífico”) es una elección perfecta de este joven compositor francés, quien con apenas unas notas logra trasladar al oyente a un lugar de paz, a nuestro propio y personal santuario. En resumen: una obra maestra libre de regalías que no puedes perderte.
  • Esta es sin dudas la música que bailarás durante el verano. Rameses B es un joven artista inglés que ofrece sus canciones divertidas, frescas y alegres con fuertes elementos del dance y la electrónica. Así que mi consejo de hoy es el siguiente: reproduce esta canción a máximo volumen en el mejor equipo de música que tengas y dale rienda suelta a tus pasos de baile más insólitos. “Bae Bae” es una marea de energía, un conglomerado de llamativos arreglos acompañados de un ritmo irresistible. Si lo tuyo es la música electrónica, estoy seguro de que Rameses B será tu nuevo artista favorito. Y si no te gusta el género, es una buena oportunidad para aprender a apreciarlo.
  • Esta vez me gustaría que compartamos música instrumental algo más más tranquila, tal vez un poco más reflexiva y triste. Estos calificativos no son, por sí mismos, una mala noticia: muchas veces la tristeza produce las mejores canciones, en especial si hablamos de una tristeza melancólica que poco tiene que ver con el dolor o el sufrimiento. “Saying Goodbye In The Rain”, de Jelsonic, es una pieza con aires de música clásica que trasmite a la perfección lo que describe su título: esa sensación melancólica de despedirse bajo la lluvia de alguien amado. Se dice que todas las despedidas son tristes y a la vez emocionantes, y esos dos adjetivos florecen con gran belleza en esta canción.
  • Sumérgete en esta aventura musical compuesta y arreglada por el australiano Scott Buckley. Te garantizo que es una experiencia de la que no saldrás inmune. Su bella melodía y la suavidad de la armonía, lograda casi exclusivamente con instrumentos de cuerda, recuerda a las piezas más sentimentales de grandes compositores como Ennio Morricone. De hecho, la música pensada para películas es el género favorito de este compositor, cuyas melodías inspiradoras sin dudas te dejarán conmovido con la potencia y sutileza de las grandes obras musicales. Mi propuesta es que apagues las luces de tu casa, te prepares un café o un té, y te relajes para subir a las alturas vertiginosas de “Titan”.
  • Estamos demasiado acostumbrados a prestar atención a las palabras más que a la música, cuando en realidad son dos cosas distintas que requieren de diferentes talentos. Hoy quiero invitarte a que te concentres sólo en la música, es decir en las melodías, los instrumentos y los ritmos que, gracias al talento del compositor Zero-project, te llevarán desde la tierra directo a las estrellas. La canción “Ilotana” es una perfecta muestra de las virtudes de la música instrumental para ayudarnos con la relajación y la meditación en un mundo cada vez más caótico y difícil. Así que apaga las luces, relajate y disfruta de estas melodías que conectarán directamente con tu corazón.
  • Kalon
    de Extenz
    Electrónica, Instrumental, Música de fondo
    ¿Te mueres por la playa? Kalon del checo Extenz es una obra que le hace justicia al género musical electro, con una composición, una música de fondo que nos llama al mar y a recordar lo bien que se la pasa con la playa, el sol y la arena.  Kalon usa un inicio similar a la de una cinta de relajación con sonidos de olas y gaviotas, que nos teletransporta en segundos al sitio. Sin embargo, no se queda ahí, luego entra los sonidos electrónicos acompañados de unos acordes de guitarra melosos, creando una hermosa armonía. Un instrumental para disfrutar con amigos o música de fondo para sus vídeos.
  • Compartir música es uno de los actos más hermosos y liberadores del mundo. Al menos a mí me provoca siempre cierta esperanza y alegría descubrir a compositores que, en un acto de despojo, entregan a los demás su arte sin cobrarles ni una moneda. Tal es el caso de Kevin MacLeod, músico estadounidense que compuso más de 2000 canciones instrumentales y las puso a libre disposición de quien quiera usarlas o simplemente disfrutarlas. Pero lo mejor de todo es que estas excelentes composiciones están a la altura de los mejores músicos de series, películas y videojuegos. Sus piezas musicales son deslumbrantes y épicas, y por eso quiero invitarte a que apreciemos juntos esta maravillosa composición llamada “The Descent”. Además es una música de fondo ideal para realizar hermosos videos youtube.
  • La música instrumental de Scott Buckley abre un portal hacia pasajes calmos, donde la reina una tranquilidad misteriosa. Este compositor australiano residente en Suecia logra, a través del piano, pintar postales sonoras emotivas y de una fuerza trascendental. “Undertow”, el tema que te presentamos en esta ocasión, es una oda a la serenidad. Setrata de una de las mejores composiciones de Buckley, una maravilla en la que piano acústico y piano eléctrico forjan un ambiente de melancolía.
  • Hay pocas certezas en este mundo. Que el piano y el violín sean una mezcla perfecta es definitivo, pero que, además, sean el dúo favorito de la música relajante es un hecho. Esta increíble melodía es la prueba de ello. Durante un poco más de tres minutos, estos instrumentos promueven la calma y la relajación que tanto necesitas. Su sonido recrea un lugar interesante, perfecto para invertir un instante de tu tiempo y dejar que la mente vuele libre, tranquila y concentrada en un ambiente que carece de normas, sentido del tiempo y adversidades.
Ir a Arriba