• La música relajante tiene la bondad de pasearnos por un mundo en donde todo está en suma calma. Sin embargo, no es ese el fin de Inalcanzable. Este increíble instrumental se toma licencias y se convierte en una poderosa banda sonora que estimula con furia y energía cada centímetro de nuestro cuerpo. Su composición está repleta de cambios, melodías y variaciones orquestales que la convierten en una obra grandiosa, perfecta para utilizar en cualquier vídeo de carácter épico o para meditar en completa armonía luego de un día de duro trabajo.
  • “O Fortuna” es el primer movimiento de una de las obras musicales más emblemáticas del siglo XX, “Carmina Burana”, de Carl Orff. Esta obra es una adaptación musical de una serie de poemas medievales. Se trata de una composición de gran popularidad debido a su utilización en numerosas películas y series de televisión.

    Esta versión de “O Fortuna”, interpretada por el prestigioso MIT Concert Choir, capta toda la intensidad de la obra de Orff y, sin duda, te hará estremecer.

  • No se puede pasar por el romanticismo musical sin detenerse en Fréderic Chopin. Sus composiciones encierran el espíritu más nostálgico de este movimiento. La mayoría de sus obras son extensamente conocidas tanto por profesionales como inexpertos. Y es que la sencillez y belleza de sus piezas permiten que el público pueda disfrutarlas sin tener estudios profundos. El estilo musical que marca en cada una de sus creaciones se entiende con el alma.
  • Bach es el compendio de genialidad hecho música como consecuencia de una larga herencia familiar. Este famoso compositor del barroco creció en una familia de expertos en el área. Fueron 35 los músicos virtuosos que se habían formado en el seno de esta dinastía de destacados. Bach tuvo una carrera brillante como clavecinista y organista por su técnica de improvisación. Sin embargo, dominaba el violín, la viola, y el canto.
  • Para apreciar la música actual es preciso empaparse de aquello que denominan clásico. Educar el oído es uno de esos detalles que ha perdido importancia por el ascenso de corrientes populares que niegan el pasado. Pero lo cierto es que se muestra como una labor necesaria entender lo clásico para hacer críticas adecuadas. Es por esto que añadimos al repertorio a Mozart, un representante que se debe repasar obligatoriamente en la historia de la música. Este fue un compositor y pianista nacido en Viena que realizó más de 600 piezas distribuidas en múltiples modalidades. Tal fue la influencia de su obra que Beethoven lo tomó como uno de sus grandes maestros. Ahora nos dedicaremos a revisar una composición ampliamente reconocida en el mundo de las artes llamada Allegro. Incluso los que no tengan una biblioteca musical muy rica podrán identificar este tema tarareándolo con gran fluidez. Ha sido utilizada para películas importantes y como fondo para un sinfín de actividades como el ballet, la danza contemporánea y bailes fusión.
  • musica clasica mozart sinfonia 40
    Sinfonía nº 40
    de Wolfgang Amadeus Mozart
    Clásica, Instrumental
    Mozart trasciende el tiempo. Este maestro de la música clásica es capaz de crear mundos sinfónicos que son espejos del alma y nos reflejan todo lo que llevamos guardado en nosotros. Sus composiciones logran definir la vida misma y le dan sentido a la existencia valiéndose exclusivamente de esa capacidad para despertar el espíritu de los instrumentos y lograr que canten con la voz de Dios.
  • Dentro del romanticismo musical, es común que destaque Beethoven debido a su vida tan particular. Sin embargo, existen otros que se han dejado a un lado en el gusto de las mayorías. Un ejemplo de ello es Johannes Brahms, un compositor perteneciente al romanticismo clásico. Junto a Beethoven y Bach, constituyen la trinidad de los mejores músicos de la historia. A continuación, escucharemos una de las piezas que lo hicieron tan famoso en su época y ahora.
  • musica epic cinematic piano orchestra ilustración
    Epic Cinematic Piano Orchestra
    de IlyaSound
    Instrumental, Música de fondo
    Ascenso, caída; sueños y dificultades; lucha y victoria. Esto narra llyaSound, una composición que se impone a la adversidad y relata la historia más profunda de sus oyentes y la transforma en algo más. En su sonido está la capacidad de desplazar las nubes oscuras, dar paso a un cielo despejado, claro, bañado por la luz del sol y que marca la transición de los pesares a la redención. Sus instrumentos toman ese lamento conflictivo, que es propio del ser humano, y lo coloca en segundo plano, de esta forma, va edificando un camino que conduce a una realidad diferente, una en la que podemos sentir el cambio de nuestro alrededor y la posibilidad de enfrentar nuestros problemas con la confianza de sentirnos victoriosos.
  • La marcha turca es el nombre que se le ha otorgado en la jerga popular a la sección final de la sonata para piano número 11 de Mozart. Es quizás una de las piezas más famosas del compositor austriaco, por lo que se ha versionado en múltiples ocasiones. Esta pieza no solo ha sido seleccionada para hacer adaptaciones, sino que también figura en varios ámbitos de las artes. En el cine, es común escuchar la onceava sonata, y lo mismo se aplica a la danza, especialmente el ballet. De modo que vamos a ahondar en este tema que ya conoces.
  • Sin temor a equivocarnos podemos afirmar que “Para Elisa” es una de las piezas más conocidas de Beethoven. Esto no solo se debe a su belleza compositiva sino a que ha generado cierta polémica. El nombre femenino que figura en su título ha dado mucho de qué hablar. Son diversas las opiniones acerca de a quién dedicó el músico este tema. Unos dicen que estuvo inspirado en una pequeña aprendiz llamada Therese, que, por un error de transcripción, terminó siendo Elise. Sin importar su procedencia, es una de las obras más tiernas de la música.
Ir a Arriba