• Se podría afirmar que este compositor demuestra cierto carácter camaleónico en su historia como creativo musical. Desde sus primeras canciones Dee Yan Key presenta un excelente dominio de varios géneros. Este carácter anti exclusivista lo ha llevado a filtrarse entre diferentes grupos receptores debido a su capacidad para complacer diversos gustos. Si estás iniciándote en el conocimiento de este autor, seguramente hallarás alguna canción que te cautive. Su amplio abanico de posibilidades va desde la música clásica, fondos para meditación, folklore y ambiental, hasta el lounge, jazz o chillout. Incluso ha sido reconocido por la composición de soundtracks para películas independientes.
  • En esta ocasión, en materia de bajar mp3 y música de calidad, presentaremos una canción del compositor norteamericano Chad Crouch. Nació en Portland, Oregon, bajo la tutela de una familia encabezada por una madre diseñadora y un padre ingeniero. Manifestando los dones artísticos heredados por la vena materna, decide estudiar pintura en la Universidad de Oregon, obteniendo el título en 1995. Después de graduarse, empezó una etapa prolífica en la vida de Crouch, pues realizó varias exhibiciones de distinto nivel. Sus pinturas pronto invadirían espacios como cafeterías, restaurantes informales o lujosos, salones y sitios afines. Simultáneamente, la pasión por la música fue adquiriendo importancia en la producción del artista.
  • Un descubrimiento peculiar para este género. No son muchos los fanáticos de la música folclórica, y es por esto que, se manifiesta la necesidad de abrir un espacio crítico para quienes la siguen. Aquí nos proponemos hacer un análisis de Punteo del son debido a que es una agrupación poco conocida incluso dentro de este género exclusivo. De modo que, si eres adepto a este tipo de música, aquí encontrarás un nuevo ritmo que puedes incluir en tu repertorio. Pero si no es así, igualmente es una oportunidad para adentrarte en una corriente que puede cautivarte. De este conjunto hallarás escasos datos en la web, no se sabe casi nada de él, aunque la música que producen es su mejor carta de recomendación.
  • La agrupación Songo 21 está dedicada a difundir la música popular que se baila en las reuniones cubanas. Esta necesidad de revivir las raíces de una cultura tan intrincada nació de fuentes de primera mano en la Habana. El material que compone las canciones de este conjunto, están impregnadas de ese ritmo originario del son que caracteriza a esta región. De modo que si te inclinas por este tipo de melodía salsera disfrutarás de esta pieza. Una de las características que distinguen la producción musical de Songo 21 es la predilección por los ritmos puros. En sus álbumes no se encuentra demasiada mezcla con otros tipos de salsa caribeña. Esto se debe a que hay una apuesta por el sentido casi ritualista del folclore cubano más profundo. Precisamente por esta razón, se destacan entre los grupos de salsa comerciales que se emplean para bailar en los salones.
  • A lo largo de su vida Mozart compuso grandes obras de la música clásica, pero este concierto para piano es una de sus joyas estelares. Su sonido es cálido y frágil; tiene la capacidad de desarmarnos y convertirnos en niños que corren por las montañas mientras la vida fluye con la brisa y el tiempo nace y muere sin orden ni importancia. ¿Quieres conocerla? Sigue el sonido de la primavera y descubre su magia.
  • Las palabras nunca alcanzan cuando el sonido de la vida desborda nuestra imaginación. ¡Y vaya que esta canción desborda todas las capacidades! Antonio Vivaldi compone para construir olores, texturas y formas; para transportar a su oyente a un mundo que le es ajeno pero que puede reconocer al instante. Si decides vivir la experiencia que ofrece su composición, descubrirás la magia de la transición, el sonido potente de las estaciones y su avance, e, incluso, sabrás a qué suena la primavera. Este primer movimiento de su obra es una experiencia de inicio a fin. No hay nada que no abarque ni describa. Descubre su magia y siente cómo desaparece, poco a poco, el frío del invierno y llega el resplandor de la primavera.
  • Unas notas de piano invaden nuestros oídos. Aparecen ante nosotros como desconocidas, en algunos casos; pero de alguna forma nos suenan familiares, como si hubiesen estado presentes en nuestras vidas. No acertamos a adivinar su origen ni de qué nos pueden resultar conocidas, pero al tratarse de Bach la respuesta parece obvia, su sonido está presente incluso en nuestros días.
  • En esta ocasión debemos transportarnos al mundo fantástico de las Hadas y la magia, de los sutiles movimientos del ballet y su grácil capacidad para envolvernos en el escenario. Por supuesto, hablamos del Lago de los Cisnes, una de las obras emblemáticas de la música clásica que ha trascendido, quizás, como muy pocas en la historia y cuyo sonido aparece al menos una vez al año en las principales urbes del mundo. ¿Quieres conocerla? Acompáñame por el majestuoso mundo creado por Tchaikovsky y descubramos juntos el esplendor de esta pieza.
  • Hoy vamos a conocer una de las obras más importantes de la música clásica de todos los tiempos. Representa, quizás, una de las etapas más grandiosas del fiel servidor de la música, el maestro Beethoven. Su composición está besada por una furiosa creatividad que dota a su obra de un impulso desbordante y un tono épico que nos transporta a la antigua Europa de las guerras napoleónicas y a un mundo cambiante que emerge ante nosotros con el poder de los instrumentos. ¿Quieres conocerlo? ¡Entonces acompáñame en esta aventura!
  • Bajo el término “música electrónica” suelen agruparse una serie de géneros cuyo único componente común es la utilización de sintetizadores y herramientas digitales de creación, manipulación y edición de sonido. Más allá de esta base común, la música electrónica es excepcionalmente diversa. Entre lo bailable y frenético del acid house, por ejemplo, hasta la quietud emocional y reflexiva del ambient, se expande un universo sonoro vasto y complejo. En ese universo podemos encontrar la música de Tours, el alias del productor estadounidense Dylan Sieh, un maestro de los sintetizadores y un forjador de sonidos etéreos, vastos y nostálgicos.