Descripción

Quizás sea por sus orígenes en Jamaica y por todo el imaginario popular de la cultura rastafari. Pero, es inevitable escuchar un tema de reggae y no pensar en la playa, los atardeceres y en un ambiente de paz y relajación. Sin embargo, el reggae va mucho más allá de esto. Es, desde sus orígenes, una música profundamente espiritual y política. Su propósito no es el entretenimiento sino la comunión y la intención de dar un mensaje.

JAH Boogie es un artista, cantante, bajista y baterista que, además de su proyecto solista, forma parte del colectivo musical Natty Nation y de la banda Dumate. JAH Boogie se define como un estudioso de la metafísica y el ocultismo, y un activista por la paz y el amor. De hecho, se ha presentado en conciertos en zonas de guerra del conflicto Irak-Afganistán.

Dado este trasfondo, sorprende que Boogie haya decidido hacer un cover de un tema de Travie McCoy junto a Bruno Mars. Conocido el último como uno de los artistas más populares de la última década. Es un músico que no comulga demasiado con las ideas de JAH Boogie, especialmente “Billionaire”. Esta trata de una oda al dinero, al hedonismo, el estatus de celebridad y los bienes materiales. Es todo lo contrario a las causas por las que aboga JAH Boogie.

Sin embargo, “JAH Billionaire” no es un cover en el sentido tradicional. Es una reinvención del tema original, que trastoca la letra y le da un nuevo giro positivo a su mensaje. Justamente, JAH Boogie expresa que él no necesita ser un billonario. La felicidad se encuentra en la solidaridad, la familia y el amor, un mensaje totalmente opuesto al del tema original.

Musicalmente, “JAH Billionaire” se diferencia de “Billionaire” de forma sutil pero perceptible. El tema de McCoy y Bruno Mars es una canción con una producción pop notable e influencias de reggae. El tema de JAH Boogie es lo contrario: es un tema reggae con un toque sutil de pop.

La canción arranca de forma minimalista. Suena una guitarra acústica que toca un riff típico de reggae y la voz de JAH Boogie, creando un escenario de relajación y buenas vibras. Poco a poco, se van incorporando nuevos elementos sonoros como la batería, el bajo y los teclados. Ahora, a pesar de seguir la composición original de forma bastante fiel, logran sonar más a reggae que a música pop.

La gran diferencia entre la versión de JAH Boogie y la de McCoy y Mars es que la versión original se siente mucho más producida y artificial. Por el contrario, la de JAH Boogie suena mucho más orgánica y auténtica. Tiene una cualidad de música en vivo que te hará pensar en un grupo de personas tocando en la playa alrededor de una fogata.

Es posible que disfrutes el reggae y te interese descargar música para relajarte y ambientar ese viaje a la playa que tienes planeado. Sin embargo, te invitamos no solo a disfrutar de este gran tema de JAH Boogie, sino a analizar su mensaje y a compartirnos tu opinión.