• Gymnopédies es una clásica y nostálgica pieza tocada en el piano compuesta por el francés Erik Satie. Un instrumental que se mete en nuestro interior y nos hace reflexionar sobre nuestras elecciones y nuestra vida. Nostálgico, pasional, triste y melancólico son las sensaciones que deja tal pieza. Satie parece conocer los rasgos más humanos, aquellos que nos hacen ver la vida desde perspectivas inusuales. Él, un músico que cuya vida dedicó a crear música de cabaret y humorística, nos da un aplastante jugo de realidad a través de su Gymnopédies. Si necesitas música ambiente para relajarte y adentrarte en tus pensamientos bajar música clásica como esta es lo que debes hacer.
  • Edvard Grieg fue uno de los pioneros del romanticismo de la música clásica. Sus composiciones retrataron una visión muy personal de los colores y sonidos que representaban para él la existencia. Escucharlo nos pasea por mundos encantadores, creados para generar imágenes y formas sutilmente recreadas a través de la mezclas de instrumentos y esa capacidad única que tenía para inmortalizar las sensaciones y emociones entre compases, notas y partituras.
  • Ludwig Van Beethoven fue uno de los pianistas más trascendentales de su época y que, con el tiempo, ha llegado, a través de sus poderosas melodías, a cada rincón del planeta. En sus composiciones se mezclan lo que parecen pequeñas cápsulas de sentimientos, emociones y colores que transportan al oyente a un mundo creado a consciencia, pero que, al ser percibido por nuestros sentidos, se convierte en uno muy íntimo, dominado por nuestra imaginación y por la voluntad que poseemos para escucharnos a nosotros mismo y el rugir de nuestras almas en cada una de las pulsaciones que emite el piano en cada pieza.
  • Johann Strauss II, quizás este nombre no te suene demasiado, sin embargo, estás ante el hombre cuyo título fue el rey del vals. No es poca cosa. Este compositor austriaco fue un genio capaz de crear obras íntimas que formaron parte de la historia de muchos lugares de su siglo y constituyen el armazón histórico de nuestra cultura. Disfrutar de su sonido, lejos de ser un placer, es una experiencia cautivadora que nos invita a danzar al compás de melodías embriagantes y dignas de constituir legado y eternidad de la música clásica universal. Atrévete a conocer su sonido y a penetrar allí en donde se construyó nuestro presente.
  • Hay personas que necesitan un poco de música antes de dormir. Muchos de ellos no saben exactamente lo que buscan, pero cada noche recaen en sonidos que a veces funcionan y otras no. En esta oportunidad no hablaremos de la llave de oro para alcanzar el sueño ni mucho menos, pero sí es un buen momento para referirnos a una canción de cuna compuesta por el mismísimo Chopin. Te aseguramos que no es ni remotamente parecida a lo que tienes en mente. Deja que el sonido de esta nana te envuelva y prepárate para dormir con una sonrisa.
  • Hoy te quiero presentar una canción que me ha acompañado en los momentos difíciles y en las decisiones dolorosas, una pieza poderosa que hace flotar a quien se acerca a ella y su nombre es Nocturne, Op 9  del gran maestro y compositor Chopin. Y podría ser fácilmente definida como  el melancólico sonido del cambio. Si quieres conocer su magia, haz clic y acompáñame en este viaje.
  • Apostaría que alguna vez has escuchado el apenado y penumbroso primer minuto de esta pieza. En algún lugar, durante alguna película o video, esa sucesión de sonidos ha llegado a tus oídos. Sin embargo, estoy seguro de que muy pocas veces has escuchado más allá del primer minuto. Lo sé porque a mí también me sucedió, pero esta semana me ha llegado esta melodía como un auténtico regalo, listo para cambiarme las ideas que tenía acerca de ella. ¿Quieres saber por qué? Acompáñame y te cuento.
  • No se puede pasar por el romanticismo musical sin detenerse en Fréderic Chopin. Sus composiciones encierran el espíritu más nostálgico de este movimiento. La mayoría de sus obras son extensamente conocidas tanto por profesionales como inexpertos. Y es que la sencillez y belleza de sus piezas permiten que el público pueda disfrutarlas sin tener estudios profundos. El estilo musical que marca en cada una de sus creaciones se entiende con el alma.
  • Bach es el compendio de genialidad hecho música como consecuencia de una larga herencia familiar. Este famoso compositor del barroco creció en una familia de expertos en el área. Fueron 35 los músicos virtuosos que se habían formado en el seno de esta dinastía de destacados. Bach tuvo una carrera brillante como clavecinista y organista por su técnica de improvisación. Sin embargo, dominaba el violín, la viola, y el canto.
  • Para apreciar la música actual es preciso empaparse de aquello que denominan clásico. Educar el oído es uno de esos detalles que ha perdido importancia por el ascenso de corrientes populares que niegan el pasado. Pero lo cierto es que se muestra como una labor necesaria entender lo clásico para hacer críticas adecuadas. Es por esto que añadimos al repertorio a Mozart, un representante que se debe repasar obligatoriamente en la historia de la música. Este fue un compositor y pianista nacido en Viena que realizó más de 600 piezas distribuidas en múltiples modalidades. Tal fue la influencia de su obra que Beethoven lo tomó como uno de sus grandes maestros. Ahora nos dedicaremos a revisar una composición ampliamente reconocida en el mundo de las artes llamada Allegro. Incluso los que no tengan una biblioteca musical muy rica podrán identificar este tema tarareándolo con gran fluidez. Ha sido utilizada para películas importantes y como fondo para un sinfín de actividades como el ballet, la danza contemporánea y bailes fusión.
Ir a Arriba