• Si eres fan de los remakes y te gustan las propuestas musicales atrevidas no debes pasar por alto las piezas que han creado estos dos representantes artísticos. La fusión de ambos a resultado en piezas que están dando de qué hablar entre la crítica. La toma de decisiones audaces a la hora de recomponer canciones conocidas les ha otorgado una popularidad que ha renovado el interés acerca de este dúo. Por un lado, Kelle Maize es una cantante estadounidense que se lanzó al mundo de la música en 2007 con su álbum Age of femine. Con esta composición, fijó un estilo claramente rapero que no abusaba de la influencia callejera del género, sino que se ubicaba en un punto medio que agradó a la audiencia. Para el año 2011 la artista se había hecho famosa, en este punto, sus álbumes se descargaron más de 400.000 veces. Asimismo, la compañía J. Glaze Productions ha manifestado su profesionalismo de la mano de su creador y director Josh Glazer. Se trata de un músico que posee múltiples herramientas para componer debido a su amplio conocimiento en jazz, e instrumentos como el piano y la trompeta. Glazer ha trabajado como impulsor de artistas en el medio, pero también con colosos del tamaño de Pixar, Oxygen Network y ESPN.
  • Como la música complace a todos los gustos, también hay que darle un lugar a los cantantes que tienen una inclinación más independiente. Monk Turner es uno de esos compositores cuya vena artística no trata de obedecer a un género específico. La preferencia de este autor está en la creación de álbumes conceptuales que retoman múltiples corrientes musicales. El músico estadounidense con frecuencia colabora con otras personalidades del medio. En el año 2012 lo hizo con kaleidoscope incorporando a 40 artistas del mundo en un vasto trabajo de su área. En 2011, integró a Alanna Lin, mejor conocida como Fascinoma, en su álbum de estilo narrativo llamado Emergency songs.
  • Si buscas música para amenizar tus reuniones de amigos, para alegrar tu entorno de trabajo, para relajarte mientras estudias o para ambientar tu video para YouTube, Joystock te trae una propuesta musical idónea para cualquier situación. Con un sonido ligero, fresco, con tintes electrónicos y una vibra veraniega, el sonido de este proyecto está concebido para ser versátil y ameno. Encontrar esa música perfecta para cada situación puede ser una tarea complicada. Joystock es un proyecto colaborativo que funciona como una biblioteca musical ordenada por géneros y estados de ánimo. La música de Joystock está lo suficientemente bien producida para resultar interesante y agradable. Pero, al mismo tiempo, tiene la cualidad de ser discreta y no propiciar distracciones.
  • La primavera puede llegar en cualquier momento, solo hace falta poner esta canción de Silva de Alegría para que el campo de flores en tu corazón florezca. Una hermosa composición, con el uso de un banjo bien orgánico que rescata lo mejor del indie-folk. Sergio Silva logra en “Primavera en la guerra del sonido” una intensa sensación de alegría y aventura, casi infantil, que contenta hasta a los corazones más fríos. Perfecta para la banda sonora de una película donde la amistad sea la premisa e ideal para acompañar contenidos para jóvenes. Debes descargar en mp3 esta obra y mostrárselas a tus amigos.
  • Hay canciones que, desde la primera vez que las escuchamos, se quedan en nuestra mente repitiéndose una y otra vez. Quizás, este sea el indicador de una buena canción pop: una melodía memorable y pegajosa, agradable al oído, propicia para cualquier ocasión. “Don't Wanna Go", de The DLX, cumple con todos estos requisitos. Un tema sensual, divertido, perfecto para bailar, y en el que el pop clásico se funde con sonidos electrónicos contemporáneos propios del chillwave y el neo-soul. Shawn Chaumbliss, el músico, compositor y cantante detrás de The DLX, nos deleita con su voz en un tema con ecos del R&B más contemporáneo. A medio camino entre una balada y una pista bailable, “Don't Wanna Go" destaca por su efervescencia pop y por recorrer un camino lírico que va desde el puro deseo hasta una declaración de amor romántico y una invitación a escapar con la persona amada.
  • La música contemporánea se ha vuelto cada vez más difícil de clasificar. Esto, lejos de ser un problema, supone un desafío para el oyente. Se torna una experiencia de escucha más lúdica a la hora de preguntarnos a qué género pertenece un artista. En la diversidad de influencias y sonidos, nacen grandes bandas como Rey Eléctrico. Directo desde Chile, Rey Eléctrico tiene una misión: ponerte a bailar con su mezcla de ritmos latinos, funk y hip-hop. Es un caleidoscopio sonoro cargado de energía y vibras coloridas. Esta banda chilena se formó en el 2017 con el propósito de innovar y reinventar. Intenta dar un soplo de aire fresco a géneros consagrados como el disco y el funk, que la banda logra traer al siglo 21.
  • A pesar de que el mundo musical está apegado al gusto universal, también existen propuestas para los outsiders. No referimos a Starmob, una banda que responde a las características del género indie en el sentido más tradicional. Este se puede encontrar en el repertorio actual. Esta agrupación abraza una filosofía artística que incluso sabotea el intento de ubicarla dentro de una clasificación específica. Para escuchar la producción de Starmob, es necesario despojarse de los encasillamientos, aunque se reconozca heredera del indie.
  • Con las grabaciones modernas surgió también la ideal del álbum como una colección de canciones ordenadas según algún criterio. A partir de la década de los 60 y, especialmente, durante los años 70, se popularizó la idea del disco conceptual, álbumes cuyas canciones están emparentadas por motivos líricos, temáticos o sonoros comunes. Incluso, en algunos casos, por una estructura narrativa en la que cada canción cuenta una historia o parte de ella. Monk Turner es un músico estadounidense autoproclamado como el "defensor galáctico del disco conceptual”. En su haber, este multi-instrumentalista cuenta con 25 álbumes conceptuales en los que explora diversos géneros y colabora con gran variedad de artistas. “The Great Journey" es un potente tema liderado por la guitarra eléctrica, una perfecta introducción al vasto universo sonoro de Turner.
  • En esta oportunidad quiero compartirte un sonido fresco, con aires melancólicos y una fluidez perfecta para ambientar tu jornada de estudio, tu viaje en carretera o ese paseo tranquilo por la ciudad. Recuerdos es una melodía perfecta para llevar en tu reproductor favorito y disfrutar mientras se contempla la simpleza de la vida. Atrévete a perderte en su ritmo suave y su melodía tranquila y en un abrir y cerrar de ojos te sentirás parte de otra realidad.
  • Para complacer los gustos de aquellos que no se sienten uno más del montón, presentamos a la banda Wildlight con una pieza única. Desde hace casi dos décadas esta agrupación ha entregado composiciones imposibles de encontrar a la vuelta de la esquina. Cada canción es un mundo en sí mismo, pero, simultáneamente, identificas la impronta de su estilo si los escuchas con frecuencia. Prepárate para vivir una experiencia musical muy inusual. Cuando este conjunto ni siquiera pensaba en hacerse público, ya se podía intuir cuál iba a ser el estilo de los futuros artistas. Dos de sus actuales integrantes, Jordan Alexander y Timothy Kyle, decidieron conformar la primera banda bajo el nombre de Grandma’s Diapers en cuarto grado de la escuela. Ellos afirman que grabaron su primer disco en una máquina casetera de juguete. La autenticidad de sus primeros años, no se perdió en la adultez, sino que se tomó relevancia con sus múltiples producciones que manifestaban una clara influencia rock indie. El single número uno de la banda fue California on mind, con una letra que expone sin tapujos ideas que refutan a la sociedad norteamericana. Así es Wildlight, tal como su nombre lo indica, es salvaje, ruptural, novedoso, versátil, y a la vez armónico en sus composiciones.
Ir a Arriba