Descripción

Para descargar música gratis que merezca ser escuchada, esta opción te simpatizará. Desde los acordes iniciales de «Bad Sign», Brad Sucks nos traslada directamente a una escena propia de alguna comedia indie americana. Con acordes mayores sencillos, una línea de bajo y una batería que marcan un ritmo lento y apacible y una estructura familiar de verso-coro-verso, el tema muestra en su sencillez que no pretende destacar por su composición sino por su carácter suave y sosegado.

Se trata de una canción que, musicalmente hablando, se parece a muchas otras de su género. No es sino hasta que la voz de Brad Sucks irrumpe que el tema muestra toda su personalidad. Si bien Sucks no pretende ocultar la influencia de cantautores como Elliott Smith o Connor Orbest, logra romper el paradigma del cantautor valiéndose del humor, la ironía y la burla hacia sí mismo.

En la tradición folk, el cantautor suele armar el relato confesional en sus temas desde la seriedad del pesar, la tristeza y la melancolía. El sentimiento predominante suele ser el dolor y la frustración. Brad Sucks, cuyo nombre artístico ya nos revela esa intención de mofa de sí mismo, narra el pesar con humor, le quita trascendencia transformándolo en motivo de chiste.

Sin edulcorar lo narrado, el hablante lírico relata sus inconformidades consigo mismo, pone el foco sobre sus carencias y vicios, se interpela a sí mismo y equipara sus defectos con malestares físicos. Todo esto lo hace con un tono desenfadado, sin caer en la declamación o el paroxismo, logrando transmitir el contenido trágico de forma cómica.

Sucks logra el equilibrio perfecto entre tragedia y comedia combinando lo amargo de la letra con una melodía dulce y alegre. Musicalmente, el tema suena fresco y moderno a pesar de su sencillez. La producción es limpia, cada instrumento brilla por sí mismo, en especial la guitarra eléctrica que toca las mismas notas de la melodía vocal durante el coro, produciendo un efecto harmónico optimista.

Este contraste entre melodía y letra no resulta extraño gracias, nuevamente, al tono humorístico y la forma desenfada de cantar de Sucks. Para describir el sonido de la canción con una imagen, basta con pensar en un rayo de sol filtrándose a través de un cielo nublado que anuncia una tormenta, y al protagonista caminando sin paraguas, anticipando el chaparrón con resignación.

Es fácil pensar que una canción en la que el sujeto lírico se pone en evidencia de este modo caiga en el patetismo. Sucks huye de las convenciones que relacionan este género con acordes menores, tonos lúgubres, baladas tristes y funerarias, y logra renovar el género e imprimirle una marca particular a través de una retórica distinta y una composición produce bienestar y alegría en el oyente a pesar de que se tratan temas de peso emocional como la soledad, el autodesprecio y las inseguridades.

Al aproximarse a estas temáticas de forma humorística, Sucks las desacraliza, les quita importancia y las hace más llevaderas. El humor distancia, permite la reflexión y la sanación, más cuando es expresado acompañado por música que produce sensaciones de bienestar sin caer en un optimismo vacuo.