Descripción

“The Lonesome Road” es un tema en el que, a pesar de su antigüedad, son apreciables ciertos matices y características que han perdurado durante casi un siglo en la música popular típica del sur de Estados Unidos. El cantautor se vale de la guitarra acústica y la armónica para cantar un relato a la manera de los antiguos juglares.

Al diseccionar los elementos que dan forma al tema, resalta en el aspecto musical la sencillez de su progresión de acordes. Con tan solo cuatro acordes y leves variaciones, la guitarra rítmica crea una atmósfera rural, que sirve como acompañamiento perfecto para la armónica, que produce un fraseo nostálgico.

George Reneau fue un músico callejero que viajaba de ciudad en ciudad acompañado de la guitarra y la armónica. Su voz es cálida, levemente nasal, áspera y desprovista de artificios. El cantante no oculta su acento sureño mientras va relatando anécdotas de la solitaria vida del hombre errante y sin hogar.

Este aspecto narrativo es una cualidad definitoria del género country, en el que el hablante lírico suele relatar una historia, real o ficticia, asumiendo el papel de testigo o incluso de protagonista. En “The Lonesome Road”, la letra adquiere una dimensión autobiográfica, pues Reneau era, aparte de músico, un viajero. Este tema del músico errante se convertiría, posteriormente, en un tópico común en el mundo de la música country.

Este andar sin rumbo que relata el cantante no implica un desapego del terruño. Este género musical celebra la propia cultura, lo familiar y conocido. Tiende a idealizar la vida rural, el trabajo de campo, las vicisitudes del pueblo y la alienación respecto a la vida en ciudad. El tema fue grabado en Nueva York, hecho que resalta el anhelo del hablante lírico de volver a lo conocido.

“The Lonesome Road” encuentra su identidad en la sencillez de sus partes, tanto a nivel musical como a nivel lírico. Al ensamblarse, estas partes producen una balada tan poderosa y evocativa como nostálgica, una historia que despierta en el oyente la imagen de largos caminos que conectan lugares muy distintos entre sí.

No resulta aventurado pensar que el ritmo y la cadencia marcados por el rasgueo de la guitarra; se asemejan al galopar de un caballo. Cada acorde pareciera levantar el polvo de ese camino que el cantautor recorre, y el fraseo de la armónica hace pensar en el viento que acompaña al viajante.

La canción se estructura a través de la alternancia de los versos con los pasajes de la armónica. La historia contada a través de las palabras se ve interrumpida por la melodía de la armónica. De esta forma, las palabras que narran y los sonidos que ambientan y sitúan la historia en un contexto rural específico encuentran un equilibrio.

Hoy en día, gracias al internet, podemos acceder a bajar gratis en mp3 temas como este de George Reneau. Este tipo de piezas no solo sirven como introducción al universo de todo un género musical de gran historia, sino que permiten apreciar la calidad de algunas de las primeras grabaciones de la historia.

Habla de un estilo de vida, del gusto por el viaje en carreteras en Norteamérica y la pasión por la tierra de origen. Pareciese que leyésemos a Kerouac con un personaje conflictuado consigo mismo que se entrega a largos paseos en las carreteras de los condados de los Estados Unidos mientras se entrega a la ensoñación del cambio de escenografía y la música de fondo.