Descripción

Los DJ y los productores de música electrónica en general son, más que músicos, artistas del collage. Son especialistas en la mezcla, la apropiación y la recontextualización. Un buen DJ o productor debe contar con conocimientos musicales amplios y un repertorio considerable de pistas y temas para mezclar y samplear. El DJ actúa, pues, se comporta como un curador que selecciona e integra diferentes pasajes musicales para crear algo totalmente nuevo.

DJ Jimmy Singh es un artista que se toma muy en serio esta manera de hacer música. En sus producciones, este DJ y productor mezcla la música del estilo bhangra con ritmos de la música popular occidental. Así, es usual encontrar en sus temas instrumentos de cuerda tradicionales de la India. También, escucharás los llamados tambores dhol con elementos electrónicos, ritmos de hip hop y pop occidental.

“We Be Clubbin’”, el tema que te presentamos hoy, es un punto de partida excelente para acercarte a la música autóctona de India. Además, si estás buscando  música de fondo para ambientar un video (video youtube, video facebook, video instagram…) o algún proyecto audiovisual, este tema tan interesante es el indicado.

Más que de un remix, se trata de una reinterpretación del tema homónimo de Ice Cube. Se trata de un clásico del rap. DJ Jimmy Singh traslada los versos cargados de estilo y flow callejero de Ice Cube al mundo punyabí. Singh cambia el bajo, el sintetizador y la batería por el dhol, la cítara y un ritmo marcado por palmadas en tono de celebración y baile.

Si un productor con menos talento tratara de llevar a cabo este experimento musical de mezclar dos mundos completamente opuestos en un solo tema, probablemente fracasaría. Sin embargo, DJ Jimmy Singh es un productor talentoso y experimentado. Lo acompaña una sensibilidad artística que le permite intuir y calibrar cuánto de cada estilo agregar a su mezcla. Se percibe el cálculo métrico sobre qué medida y de qué manera los elementos sonoros funcionan entre sí.

El instrumento de cuerda folklórico toca una melodía de tintes exóticos que se va repitiendo a lo largo del tema con leves variaciones. Además, le damos el mérito de que no resulta repetitiva. Además, Singh agrega elementos de diferentes culturas, más universales, como los electrónicos sutiles que aportan dinamismo.

De este modo, su reinterpretación de “We Be Clubbin’” funciona. Justamente, ya que no intenta resaltar del estilo bhangra de la música, sino que lo añade con naturalidad. Encajan con el resto de los elementos; las partes con el todo. La voz de Ice Cube se adapta perfectamente a esta nueva base rítmica liderada por el tambor dhol. Por último, los instrumentos de cuerda no desentonan en ningún momento ni resultan chocantes.

Por el contrario, el resultado es un tema que podría ambientar una escena de una película de Hollywood tanto como una producción de Bollywood. Jimmy Singh logra un encuentro perfecto entre dos mundos. Plantea una fusión entre lo propio y lo ajeno. En conclusión, se conjuga en una experiencia universal, en la que se diluyen los límites y fronteras.