• ¿Es posible que una canción pueda hacer desaparecer la tristeza y el dolor de este mundo? La respuesta, afortunadamente, es sí. Elemental, es una melodía preciosa, profunda, que consta de pequeñas variaciones y notas interconectadas con una escala melódica delicada y dulce. Cada sucesión es una pregunta, una confidencia, un regalo que nos presenta Scott Buckley con el simple afán de construir un ambiente relajante, calmado y perfecto para descansar y meditar. Si estás buscando música para dormir o una composición capaz de ayudarte a desconectar de la realidad, debes conocer esta pieza.
  • Purple Planet Music no deja de crear atmósferas melódicas capaces de recrear ambientes majestuosos y relajantes. En esta oportunidad, Cascadas se convierte en la perfecta melodía para disfrutar si estás buscando un sonido que promueva la meditación o la reflexión. Más que un instrumental de piano para relajarse o dormir, esta es una pieza íntima y segura que promueve la calma y el sosiego a través de sus elementos sonoros. Este track te resultará de mucha ayuda si necesitas una melodía suave, tierna y pausada. Te bastará con escucharla una vez para caer literalmente rendido ante sus encantos.
  • Otoño, la estación más preciosa de todas. Época del tiempo que muere y nace, del ser que desaparece y renace, del mundo de colores cobrizos y flameantes, de los días de brisa y sueños que desaparecen solo para revivir con más fuerza en el futuro. ¡Cuánto se esconde en el otoño! El amor y sus transiciones, la vida y sus matices melancólicos, los días encadenados a un cielo cambiante y repleto de nubes… Otoño, la estación perfecta para el cambio, la despedida y los nuevos enfoques. Otoño, la inspiración de Zero Project y este preludio que tan fielmente describe su lenta, majestuosa y soberbia marcha en una pieza única y solemne que debes conocer si estás buscando música relajante.
  • Sin temor a equivocarnos podemos afirmar que “Para Elisa” es una de las piezas más conocidas de Beethoven. Esto no solo se debe a su belleza compositiva sino a que ha generado cierta polémica. El nombre femenino que figura en su título ha dado mucho de qué hablar. Son diversas las opiniones acerca de a quién dedicó el músico este tema. Unos dicen que estuvo inspirado en una pequeña aprendiz llamada Therese, que, por un error de transcripción, terminó siendo Elise. Sin importar su procedencia, es una de las obras más tiernas de la música.
Ir a Arriba