Descripción

Uno de los méritos de George Capon es su capacidad de sintetizar, en una sola canción, elementos distantes que, a primera vista, no podrían funcionar entre sí. “Breathe” es un experimento en el que Capon logra mezclar la estructura y el tono de una canción pop clásica con una instrumentación y unos arreglos más propios del indie rock.

El resultado de esta mixtura es tan peculiar como interesante. Capon se aleja de la producción electrónica y apuesta por instrumentación en vivo, en una grabación que logra captar el sonido de cada instrumento como si se tratase de un concierto. La guitarra y la batería se acompasan en un ritmo potente, en una introducción que nos recuerda a Fluorescent Adolescent, uno de los grandes clásicos de Arctic Monkeys.

Capon arriesga con el sonido, coquetea con el indie rock, pero no abandona en ningún momento su intención de crear un tema pop pegajoso. El contraste entre su voz suave y juvenil y la fuerza de los instrumentos es un aspecto novedoso. Por ello, Capon abre las puertas para innovar en el saturado mundo del pop de tintes electrónicos.

La voz del cantante va ganando en confianza conforme avanza el verso, hasta mostrarse completamente libre y desinhibida en el coro, en el que la repetición de la frase «bring back the love again” reviste al tema de un carácter épico. Sucesivamente, la transforma de una balada cool en un grito de reivindicación del amor a pesar de las decepciones y los fracasos en las relaciones.

Si ya en el primer verso, apenas transcurridos unos segundos del tema, había en el aire una reminiscencia a Arctic Monkeys y al indie rock en general, el segundo verso deja bien claro que no se trató de una coincidencia o de una ilusión auditiva. Capon arriesga más aún con la incorporación de riffs de guitarra bastante peculiares y de una guitarra distorsionada que bien podría haber salido de una canción de Franz Ferdinand.

Al fondo, una guitarra acústica le da a «Breathe» un aura folk que no desentona en absoluto con la mezcolanza de géneros que Capon lleva a cabo. Justamente, si bien al principio el tema puede parecer una combinación extraña, conforme transcurren los segundos vamos siendo capaces de entender que todas las piezas logran encajar gracias a la visión de Capon. El tema es el equivalente a una colaboración entre algún cantante del estilo de Shawn Mendes y alguna banda de indie rock. Sorprendentemente, la combinación funciona y resulta agradable.

Finalmente, uno de los momentos más interesantes y satisfactorios del tema es el puente musical que antecede al cierre. Las guitarras y la batería se silencian para dejar paso a la voz de Capon acompañada de una línea de bajo con mucho estilo y un efecto de chasquidos de dedos que complementa a la perfección el pasaje. Capon repite una especie de mantra: “inhala, exhala, nunca serás tergiversado”.

De eso se trata el tema, de pausar, tomarse un respiro, abrazar la calma e intentar sanar. Una canción idónea para descargar en mp3 gratis y cantar a todo pulmón en esos momentos de frustración en los que necesitamos, como dice el tema, respirar.