Descripción

Una de las cosas que más llaman la atención de “Running” es que, a pesar de que el título hace referencia a correr, a huir, es un tema calmo, sereno. Los primeros segundos nos transmiten la sensación de nocturnidad gracias a los sintetizadores que definen el sonido del tema. Las primeras notas se suceden con un juego de volumen sutil que hace que la melodía parezca una sucesión de olas. Ellas van y vienen, preparando el terreno para la aparición de la voz.

De forma escalonada, ese oleaje sonoro va volviéndose más intenso a medida que transcurren los compases. Primero, la melodía inicial, sencilla, de pares de notas que forman una progresión de acordes tan sencilla como reconocible. Después, aparece la voz masculina, serena y emotiva, del vocalista. Posteriormente, otra línea de sintetizador envuelve el tema y el bajo incrementa su profundidad.

La música de Apsley es indie pop de una producción minuciosa y detallista. Cada elemento entra de forma sutil, como los acordes individuales de guitarra que entran a partir del segundo 30. Están precedidos por un efecto de sonido similar a la estática. Este incrementa la sensación de oleajes y océanos. Esos acordes de guitarra son como pequeñas luces iluminando el océano. Al mismo tiempo, aparecen cada cuatro compases para poner el acento, y presagiar el derrotero que tomará el tema más adelante.

A partir del segundo 45, con el fin de una primera estrofa nostálgica y serena, la música pausa por un momento breve. Una nota de sintetizador surge de imprevisto y aumenta rápidamente de intensidad. Luego, interrumpe el silencio y nos presentar con un estribillo mucho más dinámico que la estrofa. Apsley logra esto con la inclusión de percusiones, que hasta ese momento no habían aparecido en el tema.

Es en este estribillo donde Apsley nos muestra todo su potencial y lo que los hace únicos, que es el juego de voces entre sus dos integrantes. La irrupción de la voz femenina, que canta unos coros de una hermosa melodía, crea un contraste tonal fantástico. La nueva voz, junto al ritmo de percusión, le dan otra cara al tema, que adquiere más fuerza y color sin dejar de lado su tono nostálgico.

Gracias a ese coro espléndido, en el que el dúo deja de contenerse y muestra todo su arsenal musical, la segunda estrofa se vuelve más enérgica, más rica en matices sonoros. El bajo toca unos grooves fantásticos, aderezados por efectos que le dan un sonido único. La batería toca un ritmo electrónico contagioso y la voz masculina, que antes parecía contenerse, se despliega más emocional.

“Running” es, líricamente, el llamado del amante a una persona amada que está pasando por momentos difíciles. La música es el correlato de esta temática: la voz masculina, en las estrofas, explica a la amante que siempre estará ahí a pesar de las dificultades. En los coros, de mayor carga emocional, le implora que se quede.

Bajar música gratis en mp3 que exprese sentimientos tan profundos es un regalo. La música de Apsley refleja este estado de ánimo, creando una postal melancólica de una relación real, honesta, en la que, a pesar del amor entre las partes, predomina la incertidumbre. ¿Cuál crees que será la resolución de este conflicto amoroso?