Descripción

La creación musical pasó de ser un hobby a un trabajo de tiempo completo dejando a la representación pictórica como una etapa inicial en su formación. Su dedicación al desarrollo de melodías instrumentales con un marcado regusto electrónico produjo 15 álbumes que no tienen desperdicio.

Entre los más populares se cuentan Envolver, Odyssey, y Motion, los cuales tienen la particularidad de inclinarse por un estilo de música que busca sugiere una atmósfera creativa y atrapante. Quizás la etapa representativa-pictórica de Crouch desarrolló en él una intuición para plasmar atmósferas por medio de sus composiciones instrumentales.

Tal aspecto puede percibirse en el tema que revisaremos hoy que es “Shipping Lanes” del albúm Arps. Como es posible apreciar, esta canción posee todos los rasgos de una pieza tipo banda sonora. Al escucharla, el receptor es capaz de proyectar visualmente lo que transmite las tonalidades que usa Crouch debido a la materialidad que abrazan sus melodías.

Parece que la finalidad de sus creaciones es generar un lienzo en blanco donde se puedan escenificar ambientes. Es una melodía hecha para la imaginación. Los sentidos se encuentran envueltos en esta producción de sonidos electrónicos contundentes, pero de ritmo pacífico. Los tonos presentan cierta monotonía de fondo. Pero, a pesar de ello, no resulta aburrido, sino que le imprime un carácter hipnotizador.

Siguiendo este patrón, su desenvolvimiento mantiene la misma base presentando pequeñas variaciones que le confieren matices delicados e innovadores. Gracias a esta característica, es fácil abstraerse del mundo circundante al escuchar “Shipping Lanes”. Es por esto que no sería un error catalogar a esta pieza como un conjunto de ritmos que hacen despegar a la mente en pocos segundos.

No se puede dejar de lado el hecho de que la canción responde a una tradición que pudo colarse de forma inconsciente. A esto nos referimos con la música electrónica, que tuvo lugar durante los primeros años de la década del 70 como Hot Butter. La predilección de Crouch por esos ritmos monótonos provienen de esta rama experimental que tuvo mucha fuerza en Estados Unidos y aún continúa siendo una referencia para muchos creadores.

A pesar de la influencia electrónica evidente en “Shipping Lanes”, el autor intenta aligerar la composición hasta convertirla en una suerte de mantra. Es similar a un instrumento mental que desata cierto poder psicológico estimulante a través de sus notas insistentes. Esto lo logra alargando los intervalos de la música electrónica habitual, cuya forma se distinguía por ser más bien de intervalos cortos.

El cierre de la pieza resulta tranquilizante y misteriosa. Luego de escuchar este mar de sonidos, la música se va desmoronando paulatinamente hasta dejar un leve eco a su paso. La manera de concluir se parece a un cuadro que dibuja una barca perdiéndose en la niebla. En consecuencia, la sensación que otorga tiene un efecto prolongado.

En conclusión, la creación musical de Chad Crouch que analizamos hoy es ideal para hacer producciones audiovisuales. La lectura depurada que hace el compositor de la música electrónica hace que sirva de fondo para cualquier artefacto artístico. Adicionalmente, puede funcionar muy bien como música para estudiar, leer y concentrarse. Las actividades tranquilas se fusionan a la perfección con este tipo de melodías.