• La primavera puede llegar en cualquier momento, solo hace falta poner esta canción de Silva de Alegría para que el campo de flores en tu corazón florezca. Una hermosa composición, con el uso de un banjo bien orgánico que rescata lo mejor del indie-folk. Sergio Silva logra en “Primavera en la guerra del sonido” una intensa sensación de alegría y aventura, casi infantil, que contenta hasta a los corazones más fríos. Perfecta para la banda sonora de una película donde la amistad sea la premisa e ideal para acompañar contenidos para jóvenes. Debes descargar en mp3 esta obra y mostrárselas a tus amigos.
  • One, two, three, escucha este beat suave y atrevido que trae Jerson Bermúdez, conocido como J-Scene, un rapper colombiano quien desde el 2009 va narrando su vida y sentimientos entre los versos que suelta sobre el instrumental. En esta oportunidad nos presenta Rapholico, una pieza interesante en la cual vuelca esa voz que viene de su cabeza y se mezcla con una pista potente y seductora que le sirve como base para crear un sonido despreocupado, natural y en donde proyecta una energía cargada de rimas resueltas que representan su estilo y marcan la huella de su música.
  • Tortuga de Mar es una banda argentina que fácilmente reconstruye el ambiente musical de diferentes regiones de Latinoamérica y las utiliza para narrarnos los hermosos versos de un poema. Su versatilidad es insaciable y es prácticamente imposible no quedar embrujado por el encanto de sus raíces. Probablemente esta sea una de las mejores opciones para transportarte a un mundo en el que la tranquilidad, los anhelos y la felicidad son palpables, e, incluso, alcanzables. Danza al ritmo en el que se eleva esta voz al cielo y al mar y descubre todo lo que esconde el sonido de este grupo.
  • No importa en el momento en el que escuches esta canción, siempre que lo hagas recordarás un pedacito de un mundo que ha inmortalizado la banda Tortuga de Mar. Es sumamente sencillo perderse entre sus instrumentos y naufragar hasta las orillas de su sonido. Mientras estamos inmersos en esta canción, los colores surgen como cuerpos sin forma que danzan para nosotros. Somos seducidos por un sabor diferente y una clave maravillosa que nos hace volar y soñar con esa orilla de mar que describe la vocalista. Si conoces a esta banda, hazte un favor y disfruta esta melodía una vez más. Por el contrario, si nunca habías escuchado nada de ella, permíteme informarte que tienes mucha pero mucha suerte. Ingresa ahora y deja que el sonido hable por sí mismo.
  • Ey ñandú nace en Villa Crespo, Buenos Aires, a principios del 2012 y se declara como ‘banda abierta sin formas fijas’. El proyecto es iniciado por Nes Gutman (composición, bajo, guitarra y voz) y Bernardo Scherman (composición, guitarras y voz) trabajando en forma colaborativa con una diversidad de músicos que suman su arte en el arco iris musical que presentan sus canciones.
Ir a Arriba