• Esta vez me gustaría que compartamos música instrumental algo más más tranquila, tal vez un poco más reflexiva y triste. Estos calificativos no son, por sí mismos, una mala noticia: muchas veces la tristeza produce las mejores canciones, en especial si hablamos de una tristeza melancólica que poco tiene que ver con el dolor o el sufrimiento. “Saying Goodbye In The Rain”, de Jelsonic, es una pieza con aires de música clásica que trasmite a la perfección lo que describe su título: esa sensación melancólica de despedirse bajo la lluvia de alguien amado. Se dice que todas las despedidas son tristes y a la vez emocionantes, y esos dos adjetivos florecen con gran belleza en esta canción.
  • ¡Oh, Canon! Grandiosa composición de Pachelbel que se apoderó de todos los espacios. Poco apreciada en su época, el único canon que compuso Pachelbel es ahora una de las piezas más reconocidas y amadas de la música clásica. Estas “voces” que se imitan crearon de los sonidos más celestiales, cuyas notas arrancan las emociones más puras de los oídos que tienen el privilegio de escucharlas. Descargar en mp3 esta obra maestra te hará volar cada vez que la pongas en reproducción. Si hay un instrumental clásico al que más se le ha cambiado el tempo, y al que más se le han realizado covers, es sin duda Canon.
  • Loik Bredosele es un compositor que juega con el minimalismo. Con pocos elementos sonoros logra crear espacios acogedores y capaces de trasladarnos a un mundo que ha edificado con especial cuidado. All the regrets es un instrumental dócil y tenue que no ambiciona demasiado pero tiene un control absoluto de su propio universo. Si estás buscando un sonido que te ayude a concentrarte o una melodía que sea capaz de estimular la toma de decisiones, Loik te ofrece una de sus más fieles melodías que nace con el firme propósito de ser la habitación en la que puedas explorar tu propia vida.
  • Jazz, dulce, perfecto y delicado jazz. ¡Por favor, nunca nos abandones! En esta oportunidad traigo para ti un regalo de alguien que, aunque no lo conozcas, te considera su amigo. Es una melodía sublime, repleta de variaciones suaves y cambios que se construyen desde lo profundo del corazón. Su hechizo melódico nace desde las raíces del piano y llega a nuestros oídos para embriagarnos de alegrías y tristezas, amores y desesperanzas, aventura y despedidas. Cada segundo de este instrumental vale toda la pena del mundo. Jamás desperdicia un solo instante y construye una historia hermosa ante nuestros ojos. Una historia que tú también mereces vivir.
Ir a Arriba