Descripción

De nuevo encontramos a Monk Turner y Fascinoma trabajando de la mano en una creación que pudiese parecer superflua. Lo extraño de esta pieza que escucharemos hoy es que, precisamente, se trata de algo sumamente familiar para los occidentales. Estos dos artistas de buena trayectoria decidieron hacer una versión del clásico Happy Birthday que entonamos cada vez que alguien celebra un año más de vida.

Los oyentes pueden quedar desconcertados ante la propuesta puesto que se preguntarán cuál es el interés de retomar una canción tan básica. Pues, sorprendentemente, ganó el concurso Free Music Archive. Tal galardón se les concedió por diseñar una nueva composición de la típica canción de cumpleaños.

Una de las finalidades de hacer este reemplazo era difundir una canción libre de derechos de autor. Anteriormente, esos derechos estuvieron bajo la propiedad de Time Warner, pero ahora son del dominio público gracias al dúo. Es paradójico que una melodía tan sencilla haya recibido un premio. Sin embargo, no se debe menospreciar el valor de esta pieza. Es un ícono distintivo de nuestra cultura que recordamos varias veces al año.

Si la cantamos todos los años, entonces tiene un lugar importante en nuestras vidas. Sus notas encierran muchos recuerdos agradables junto a familiares y amigos. Ahora Monk Turner y Fascinoma nos proponen una presentación que inicia como una canción de cuna. Ese tono infantil se adhiere muy bien al tema porque trae a la memoria esas celebraciones que marcaron de forma positiva la infancia de muchos.

Luego de esta introducción, se escucha el sonido de una melodía semejante al género country acompañada de guitarras y panderetas. Esta combinación le imprime un tono más alegre en comparación con la versión que ya conocemos. La reinterpretación del Happy Birthday que vas a escuchar hoy busca alejarse de lo ceremonial para hacer sonar una melodía festiva. La elección de un ritmo rápido para la canción ayuda a conseguir este objetivo.

Sin duda, se puede atisbar un posible reemplazo de lo que estábamos acostumbrados a escuchar en los cumpleaños. Esto se debe a que es una melodía muy pegajosa que parece de aquellas que se tocaría alrededor de una fogata a la orilla de un lago. Es reconfortante lo que nos ofrece los dos cantantes que vieron en una pieza tan sencilla la posibilidad de un mejor estilo que se abre paso hacia la celebración con un júbilo digno de los primeros años de vida.

La voz es un elemento importante en este Happy Birthday pues le aporta cierto aire de desenfado. La vocalista no hace demasiados adornos con su aparato de fonación, solo canta como si lo estuviese haciendo cualquiera alrededor del pastel.

Así que no pierdas la oportunidad de tener una canción original para sorprender a tus invitados en el próximo cumpleaños. Tienes la oportunidad de descargar gratis este tema a través de nuestra página web. A pesar de su aparente simpleza, el giro que le han otorgado da un dinamismo único y especial.