Descripción

Formado en Moscú en el año 2002, SadMe es un sexteto de rock experimental que cuenta con una instrumentación muy particular. Aparte de los instrumentos típicos del rock, la banda cuenta con un violonchelo y con sintetizadores y efectos electrónicos que le dan un sonido único. Más que una banda de rock, el sonido del sexteto se asemeja al de una especie de orquesta fúnebre capaz de mezclar guitarras eléctricas cercanas al rock gótico con elementos sinfónicos.

El sonido de SadMe es un crisol heterogéneo. La banda cita entre sus influencias a artistas tan diversos como Siouxsie and the Banshees, banda pionera del estilo gótico; productores electrónicos como UNKLE y el dúo Massive Attack, y cantautoras icónicas como Patti Smith y PJ Harvey.

“Mourning Day” es un tema que pone de manifiesto no sólo estas influencias, sino la manera única en la que son asimiladas y puestas al servicio de un sonido y una estética única, innovadora y emocionante. Así, en el apartado sonoro, la canción podría definirse como una balada folk gótica en sus versos y un híbrido entre el rock y lo sinfónico en el resto de una pieza fantástica para escuchar música gratis en mp3.

Golpes secos de batería, una guitarra acústica que rasguea acordes hipnóticos y la voz seductora, fantasmal y profunda de Masha SadMe nos invitan a descubrir el mundo sonoro de la banda moscovita. A este primer verso lo sucede un pasaje instrumental donde la guitarra se erige protagonista en una explosión de acordes rápidos que dejan ver el lado más rock de la banda.

El segundo verso es donde más empieza a destacar la personalidad y la estética del sexteto. La aparición del violonchelo y los sintetizadores en el fondo precipitan una evolución hacia un lado más atmosférico, más sombrío y lúgubre, pero igual de sensual gracias a la voz de Masha, una voz casi vampírica que, más que cantar, pareciera recitar un poema de ultratumba.

Sucesivamente, hay que detenerse, por supuesto, en el apartado lírico. No sólo en la voz Masha se ve influenciada por PJ Harvey y Siouxsie Sioux, también sus letras son reminiscentes de estas dos cantautoras. Por ello, la letra es oscura, visceral, cruda, con alusiones a lo sombrío, a la muerte y al peligro de los pensamientos. La letra es poética por su capacidad evocativa, por sus imágenes potentes y escatológicas, por su revisión del pasado y su advertencia final: “cuidado con tus pensamientos / podrían volverse realidad”.

A pesar de lo denso y macabro del contenido lírico, la canción no se hace pesada o tediosa en ningún momento. En conclusión, es un tema dinámico, de mucha fuerza y expresividad, con una sensibilidad capaz de resonar en cualquier oyente. Hay belleza en su intensidad, armonía en su caos, sensualidad en su oscuridad. Un gran tema de contrastes con un final espectacular, en el que Masha vocaliza de forma sublime antes de que todos los instrumentos paren para que el violonchelo cierre con sus notas graves y teatrales la pieza.