Descripción

La facilidad de adecuación presente en las melodías de este músico a las bandas sonoras de realizaciones audiovisuales se puede explicar a través de su pieza Aurea Carmina. Esta se podría describir como una melodía sencilla de carácter electrónico. Su simpleza, lejos de ser un defecto, juega a favor de las intenciones motivadas por aquellos que desean incorporarla en calidad de soundtrack.

Pero su sencillez no le resta complejidad, esto quiere decir que para llegar a esa fluidez depurada con instrumentos electrónicos esconde muchos años de experticia. En esta composición, se puede apreciar que la agilidad de este ritmo alegre, que transmite desenfado y ganas de bailar es de un profesional en el tema. MacLeod no pierde tiempo, pues va hacia lo que desea transferir a su público y por eso lo logra con gran facilidad.

Este es el rasgo que diferencia a un buen compositor de soundtrack de uno medianamente bueno. Expresar aquello que debe entender la audiencia de forma inequívoca, saber crear variabilidad en las composiciones y, además, jugar con los toques vanguardistas que ofrece el género electrónico. Es esto lo que ha hecho triunfar al músico que presentamos en esta ocasión. No hay forma de perderse con MacLeod, pues sus melodías despiertan en el receptor lo que debe sentir. Este elemento es muy buscado por los cineastas y desarrolladores de videojuegos.

Al escuchar Aurea Carmina solo nos podemos dejar llevar por la frescura e incluso el atrevimiento con el cual está confeccionado la pieza. El autor se toma la tarea de ir más allá experimentando sin miedo diferentes ritmos en tonos altos. Sin embargo, no resulta estridente al oído, funciona como un fondo de celebración, combinado con un aire disco de los 80 que puede levantar a cualquiera de su asiento.

Aunque no lo conozcas por su nombre, MacLeod es un referente obligatorio para los que se consideran amantes de películas. Debido a la liberación de los derechos, sus composiciones están diseminadas en varios trabajos famosos. Por ende, no es extraño que Aurea Carmina te suene conocida. Es probable que su música esté archivada en tu biblioteca mental de soundtracks que no identificas con exactitud.

Para revisar con detenimiento la pieza que analizamos hoy, puedes descargar gratis. La dirección web te redirigirá a un sitio donde no solo podrás acceder a la música de este autor, sino que tendrás la libertad de buscar las tendencias que más te gusten en el catálogo que te ofrece sin importar sus especificaciones.