• James Curve es el nombre de un productor de música electrónica que destaca por su revisión y reelaboración de temas de otros artistas. La información biográfica sobre este productor es escasa, pero su obra habla por sí misma. Su estética está definida por los tintes electrónicos, el uso de sintetizadores para crear atmósferas potentes y su utilización del glitch y ritmos de percusión digital intricados y complejos. Uno de los aspectos más interesantes de su música es que no sólo revisa temas de otros artistas, sino también otras producciones artísticas como la poesía. “Love in July” es una magnífica adaptación musical del poema "Why I Still Love July”, de Melissa Brewer. Por lo tanto, si buscas un proyecto musical que rompe los parámetros convencionales y apuesta a la integración de distintos formatos, la música de James Curve es para ti.
  • Bach es el compendio de genialidad hecho música como consecuencia de una larga herencia familiar. Este famoso compositor del barroco creció en una familia de expertos en el área. Fueron 35 los músicos virtuosos que se habían formado en el seno de esta dinastía de destacados. Bach tuvo una carrera brillante como clavecinista y organista por su técnica de improvisación. Sin embargo, dominaba el violín, la viola, y el canto.
  • Loik Bredosele es un compositor que juega con el minimalismo. Con pocos elementos sonoros logra crear espacios acogedores y capaces de trasladarnos a un mundo que ha edificado con especial cuidado. All the regrets es un instrumental dócil y tenue que no ambiciona demasiado pero tiene un control absoluto de su propio universo. Si estás buscando un sonido que te ayude a concentrarte o una melodía que sea capaz de estimular la toma de decisiones, Loik te ofrece una de sus más fieles melodías que nace con el firme propósito de ser la habitación en la que puedas explorar tu propia vida.
  • Hay sonidos que rompen todas nuestras barreras. Más que melodías, son composiciones de un profundo valor simbólico y relajante. Sus cargas emotivas nos pasean a través del mundo de nuestra imaginación y nos recuerdan que no somos más que un cúmulo de sentimientos y emociones. Esta sonata conocida como Pathétique forma parte de las principales obras del gran Beethoven y su sonido es sencillamente conmovedor.
  • Cuando pensamos en la tristeza es muy difícil definirla. Las imágenes de un corazón roto, una patria condenada al olvido, una despedida entre lágrimas, un recuerdo del pasado o cientos de imágenes adicionales aparecen como una conexión directa a esa emoción que nos desgarra por dentro. La tristeza tiene mil nombres, mil formas y cada una de ellas es capaz de hacernos sucumbir ante su abismo. Cada una es diferente, variada, atemporal… y sin embargo, el breve sonido de Chopin es capaz de despertarlas todas en un segundo y traerlas a nuestro presente a través de su obra Tristesse, el auténtico sonido de la tristeza, la nostalgia y la melancolía.
  • ¿Alguna vez te has preguntado cómo suena el amor? Sin duda, para cada persona su sonido es completamente diferente. Hay a quienes les suena como un soundtrack infinito que avanza con fuerza y sin pausas; en otros casos es suave, armonioso y sutil, como las leves notas de un vals, y algunos otros lo encuentran salvaje, misterioso y pasional. Sea cual sea tu sonido, Keys of Moon desea compartirte el suyo. Si decides explorar esta maravillosa pieza, podrás palpar los más puros sentimientos a través de una melodía dulce, sutil y relajante. Te bastará con cerrar los ojos para sucumbir ante sus tonos perfectos y disfrutar de una hermosa historia que nos narra el recuerdo del amor.
  • Música para manatíes supera cualquier expectativa. Este instrumental forma parte de la cumbre de la música relajante y ofrece una maravillosa oportunidad para soñar y navegar por un lugar sin preocupaciones ni problemas. Durante un poco menos de veinte minutos, este compositor recrea un ambiente inigualable con aires de mar, de espacio paradisíaco y desértico, de libertad y plenitud. Cada uno de sus elementos trabaja en sincronía y calan hondo en nuestra mente hasta convertirse en la banda sonora de nuestra tranquilidad. ¿Te atreves a probarlo? Síguele el rastro a esta pieza y conocerás el verdadero sonido de la calma.
  • Ross Bugden sabe cargar de sentimientos sus instrumentales. Esta artista crea verdaderas obras sonoras que se adentran en la intimidad de nuestro ser y lo invita a un lugar desconocido. En Ensueño parece que navegamos por un mundo olvidado, un lugar que vamos descubriendo a cada paso y que se declara pacífico, melancólico y relajante, en suma, un espacio abierto que se posiciona como una pieza extraordinaria para meditar y que sin duda alguna te resultará muy efectiva si estás en búsqueda de música relajante.
  • Cuando se reflexiona podemos llegar a ser verdaderamente profundos, ¿no lo crees? La vida es maravillosamente variada. Todos los días paseamos por diferentes estados emocionales, mil circunstancias y problemas nos golpean constantemente y sin embargo, seguimos avanzando, seguimos esforzándonos. Lo que ha hecho Scott Buckley en Reverie parece simbolizar esta idea. Su sonido es el canto a la belleza, a la reflexión, al tiempo que avanza y cambia, al hombre que mira al abismo de sus temores, odios y dificultades y aun así decide sonreír, porque no hace falta sufrir ni lamentarse cuando se puede vivir plenamente, confrontando la adversidad en calma, con la mente abierta y el mundo respirando a nuestra total sincronía.
Ir a Arriba