Descripción

La pieza inicia con acordes sencillos, limpios y suaves que producen sonidos melódicos y conforman el fondo de la canción, generando expectativa y anunciando la proximidad y el comienzo de una aventura. A este fondo se suman, pausadamente, los platillos de una batería con un tintineo leve pero seguro, este parece amarrado a las cuerdas de la guitarra, a quien acompaña en su ascenso y brinda el espacio suficiente para que ingresen, al unísono, el bombo de la batería y un piano con notas agudas y frágiles. Estos dos sonidos le agregan forma y fondo al instrumental, fungiendo como elementos diferenciadores y sirviéndose de los sonidos ya presentes para agregar una melodía como hilo conductor, por parte del piano, y un ritmo más definido, gracias al bombo.

Al juntarse todos estos componentes e introducir variaciones melódicas con una guitarra eléctrica, que ingresa de fondo ocasionalmente, y las palmas precisando el  ritmo, permiten que las diferentes notas producidas por el piano cobren independencia, sigan su propio camino y hablen por sí mismas. En esencia, se convierten en la letra de la canción. Una letra íntima, que responde a nuestro pensamiento y significa lo que nosotros deseemos atribuirle.

Es por esta razón que, desde el inicio, las intenciones de la canción parecen claras: se presenta ante el oyente con la firme decisión de generar introspección en el par de minutos que utiliza para pasearlo por un mundo de posibilidades, un espacio breve en el cual sugiere que la realidad, por muy pesada que sea, queda fuera de la habitación y en donde la propia vida puede pasar a ser un objeto de estudio sobre la mesa, listo para ser analizado y reescrito si estás dispuesto a afrontar el reto.

Este es un instrumental que tiene una naturaleza definida y que ayuda en gran medida a la toma de decisiones y a la reflexión acerca del próximo paso a seguir en el rumbo que va a tomar tu vida. Es una melodía positiva, que avanza, crece y juega con los tonos agudos del piano mientras las cuerdas se mantienen firmes e invariables, sin una sola fibra de duda, como si representasen la perseverancia y la decisión que el ser humano necesita para alcanzar los objetivos que se propone.

Al mismo tiempo, es una perfecta herramienta para ser utilizada en largas sesiones de estudio, ya que no solo es adictiva en su sonido, sino que ejerce un refuerzo positivo, ideal para esas largas jornadas de aprendizaje frente al cuaderno o la computadora, pues justo cuando el estudiante queda atascado en un problema cuya solución parece no existir, no cae nada mal recibir un poco de ayuda, especialmente de una canción que parece gritar “sigue adelante” en cada pulsación, nota y melodía que emana.

Addict Sound es una canción en la cual refugiarse, especialmente en esos momentos en los que la vida parece superarnos puesto que brinda seguridad, confort y un espacio de calma y sosiego. Es útil para liberar el estrés y fácil de utilizar como bastón en los momentos de duda y dificultad. Sin duda alguna puede dotarte de un nuevo impulso, levantarte el ánimo en tiempos de adversidad y ser el vehículo necesario para afrontar un nuevo desafío.

Además de todos estos atributos que la hacen muy valiosa, cuenta con una licencia de libre uso, así que puedes utilizarla sin mayor inconveniente, principalmente si eres un creador de contenido y deseas un sonido de fondo para tus videos, tutoriales, o simplemente el recorrido de tu viaje más reciente. Es una pieza que combina y se adapta a la necesidad del usuario y que promete quedar bien en cualquier lugar en que la utilices.

No lo dudes y deja que Addict Sound sea parte de tu biblioteca musical, solo la debes descargar en mp3, importar a tu teléfono o dispositivo de tu elección y llevarla contigo allí donde la necesites.