• Bach es el compendio de genialidad hecho música como consecuencia de una larga herencia familiar. Este famoso compositor del barroco creció en una familia de expertos en el área. Fueron 35 los músicos virtuosos que se habían formado en el seno de esta dinastía de destacados. Bach tuvo una carrera brillante como clavecinista y organista por su técnica de improvisación. Sin embargo, dominaba el violín, la viola, y el canto.
  • Para apreciar la música actual es preciso empaparse de aquello que denominan clásico. Educar el oído es uno de esos detalles que ha perdido importancia por el ascenso de corrientes populares que niegan el pasado. Pero lo cierto es que se muestra como una labor necesaria entender lo clásico para hacer críticas adecuadas. Es por esto que añadimos al repertorio a Mozart, un representante que se debe repasar obligatoriamente en la historia de la música. Este fue un compositor y pianista nacido en Viena que realizó más de 600 piezas distribuidas en múltiples modalidades. Tal fue la influencia de su obra que Beethoven lo tomó como uno de sus grandes maestros. Ahora nos dedicaremos a revisar una composición ampliamente reconocida en el mundo de las artes llamada Allegro. Incluso los que no tengan una biblioteca musical muy rica podrán identificar este tema tarareándolo con gran fluidez. Ha sido utilizada para películas importantes y como fondo para un sinfín de actividades como el ballet, la danza contemporánea y bailes fusión.
  • ¡Qué épico! “Así habló Zaratustra” es una de las composiciones de música clásica más impresionantes y populares del mundo. Una pieza llena de fuerza, de majestuosidad, una obra de arte legendaria. A Richard Strauss, el alemán que la creó, seguro jamás le pasó por la cabeza que la primera fanfarria se convertiría en una de las más usadas en el cine, principalmente en la película de 1968 “Una Odisea en el Espacio” del director Stanley Kubrick. No solo eso, sino que muchísimos creadores para mostrar algo impresionante o magnánimo sienten la obligación de usarla ¿Lo mejor?
  • musica clasica mozart sinfonia 40
    Sinfonía nº 40
    de Wolfgang Amadeus Mozart
    Clásica, Instrumental
    Mozart trasciende el tiempo. Este maestro de la música clásica es capaz de crear mundos sinfónicos que son espejos del alma y nos reflejan todo lo que llevamos guardado en nosotros. Sus composiciones logran definir la vida misma y le dan sentido a la existencia valiéndose exclusivamente de esa capacidad para despertar el espíritu de los instrumentos y lograr que canten con la voz de Dios.
  • Richard Wagner fue uno de los maestros más influyentes de la música clásica. Los grandes compositores siempre encuentran un manantial de inspiración en sus obras y eso se ve claramente en los guiños que incorporan en sus propias creaciones. A lo largo de su vida fue un hombre asechado por la inspiración y capaz de construir obras majestuosas que capturaban la esencia de la vida humana. ¿Te animas a conocer una de ellas? Spoiler: ¡Tolkien puede que aparezca en esta reseña!
  • El descubrimiento de un nuevo mundo siempre causó gran impresión en los europeos. El surgimiento de nuevos países, culturas y ciudades dueñas de un esplendor único y jamás visto era una fuente de inspiración para miles de artistas de toda índole. Este fue el caso del checo Antonín Dvořák, un gran compositor que llegó a Estado Unidos y en menos de un año creó el sonido íntimo y personal de lo que para él significaba el nuevo mundo.
  • Dentro del romanticismo musical, es común que destaque Beethoven debido a su vida tan particular. Sin embargo, existen otros que se han dejado a un lado en el gusto de las mayorías. Un ejemplo de ello es Johannes Brahms, un compositor perteneciente al romanticismo clásico. Junto a Beethoven y Bach, constituyen la trinidad de los mejores músicos de la historia. A continuación, escucharemos una de las piezas que lo hicieron tan famoso en su época y ahora.
  • Johann Sebastian Bach fue un compositor bendecido por la creatividad y una habilidad lúcida para volcar las imágenes del mundo real en sonidos plasmados en partituras. A lo largo de su vida compuso una infinidad de obras que forman parte de las raíces de la música clásica y que hoy surgen como herencia para todos aquellos que necesitan encontrar, en su amplio repertorio, una parte de sí mismos que no sabían estaba ausente. Disfruta de este excelente compositor y músico germánico y descubre la magia de sus creaciones.
  • La marcha turca es el nombre que se le ha otorgado en la jerga popular a la sección final de la sonata para piano número 11 de Mozart. Es quizás una de las piezas más famosas del compositor austriaco, por lo que se ha versionado en múltiples ocasiones. Esta pieza no solo ha sido seleccionada para hacer adaptaciones, sino que también figura en varios ámbitos de las artes. En el cine, es común escuchar la onceava sonata, y lo mismo se aplica a la danza, especialmente el ballet. De modo que vamos a ahondar en este tema que ya conoces.
  • Hay sonidos que rompen todas nuestras barreras. Más que melodías, son composiciones de un profundo valor simbólico. Sus cargas emotivas nos pasean a través del mundo de nuestra imaginación y nos recuerdan que no somos más que un cúmulo de sentimientos y emociones. Esta sonata conocida como Pathétique forma parte de las principales obras del gran Chopin y su sonido es sencillamente conmovedor.
Ir a Arriba