Descripción

La primera impresión que tenemos de esta composición es la dulzura de sus tonalidades. El efecto que produce al oído es, sin duda, el de una armonía escrita para una mujer. Es por esto que resulta irrelevante para quién fue dedicado el tema. Lo importante es que Beethoven logró plasmar la delicadeza propia de la dama de su época. Así, pues, pudo trascender a un significado universal que hasta ahora podemos percibir fácilmente en su obra.

Se ha extendido la creencia de que se trata de una balada. Pero, realmente es una composición simple. El esquema básico empleado para la ejecución de esta pieza es la Bagatela. Consiste en una estructura musical caracterizada por ser corta y sin grandes ambiciones a nivel técnico.  Las Bagatelas surgieron con el movimiento romántico apelando a la corriente de ritmos melifluos. Pareciese que casi roza el estilo de la canción de cuna por su sencillez.

La Bagatela originaria se escribe solo para piano. Aunque, posteriormente, fue adaptada a otros instrumentos de viento y cuerdas. En este caso estamos en presencia de una clásica, de modo que se oye el piano sin ningún acompañamiento instrumental. En las diversas versiones que han hecho de “Para Elisa” se trata de mantener esta simpleza tocándola a modo de solo. De esta manera se puede apreciar la sutil belleza de esta composición.

El tema que revisamos hoy tiene todos los rasgos de una Bagatela. Por tanto, no se puede pasar por alto las codas. Estas componen una parte de la estructura, está ubicada en la última sección de la melodía que se repite a lo largo de su desarrollo. De hecho, coda significa “cola” en tanto que se ubica al final de un movimiento musical. Una coda se identifica porque cambia la altura del tono haciéndolo al mismo tiempo más expansivo.

La finalidad de añadirla es crear un efecto hipnótico, tiene una amplia tradición en la música religiosa árabe, india y en los cantos de la iglesia católica primitiva. Esto nos puede dar una pista de que el tema fue pensado para comunicar un mensaje con matiz de devoción hacia “Elisa”. El romanticismo tiene la inclinación de idealizar a la dama. Con frecuencia se asimilaba la figura de la mujer a las cualidades de la virgen, resultando en un culto mariano que tocaba lo pagano.

Probablemente esta haya sido una hermosa dedicatoria a una mujer pura, lo cual concuerda con la hipótesis de que pudo tratarse de una infanta. Sin lugar a dudas, se ha transformado en una referencia obligatoria del romanticismo en la música. Pero más allá de eso, es una pieza que muchos han podido descargar en mp3 para deleitar sus oídos.

En consecuencia, es posible ahondar en el género clásico desde casa. Esta rama de la música está muy lejos de sucumbir ante el panorama de la producción actual. Gracias a que estas obras se han inmortalizado en la web, no tiene lugar para ser olvidadas. Las dulces tonalidades de Elisa vivirán para siempre en la memoria de la cultura mundial.