Descripción

¿Conoces a algún artista o músico proveniente de Zambia? Probablemente, la respuesta sea que no. Pocos son los artistas africanos que logran dar el salto hacia el reconocimiento en países occidentales. Es por esto que el colectivo cultural Zed Arts busca dar a conocer a artistas zambianos en todo el mundo. Para ello, cuenta con un catálogo amplio en el que es posible escuchar música gratis en mp3 de artistas como Emmanuel.

Emmanuel es un cantante de gran talento proveniente de Copperbelt, Zambia. Ha publicado varios sencillos con Zed Arts y está comenzando a ganar notoriedad por su mezcla de influjos tradicionales africanos y una producción pop moderna.

“Stuck on You” es un sencillo lanzado en 2019 por Emmanuel. Es una balada que te sorprenderá por su producción novedosa y por la aparición de instrumentos como el bongó y percusiones típicas africanas. Se trata de un tema cálido y emotivo. Consiste en una canción de amor protagonizada por la voz grave y pausada de Emmanuel. La presencia de sintetizadores y secuencias electrónicas contrastan de forma mágica con la percusión africana.

El tema abre con una percusión tradicional que produce no solo ritmo sino también una melodía tierna, que es acompañada posteriormente por un beat electrónico que marca un tempo lento. De inmediato, aparece el primer verso de Emmanuel, y nos sorprende la majestuosidad de una voz que de inmediato cautiva.

“Stuck on You” es una canción de amor. Narra el retrato de un sentimiento abrumador producido por la persona amada, que causa en el hablante lírico la sensación de estar atrapado en ella. Se trata de una sensación cálida y placentera. Este amor lleva al hablante lírico a experimentar sensaciones inéditas y a adentrarse en lo desconocido, a subir a alturas impensadas, y la música refleja este sentimiento.

Los sintetizadores y el uso de reverb sugieren un mundo fantástico. Nos arman una sensación de total plenitud y serenidad, una alegría contagiosa que la voz de Emmanuel logra transmitir de manera increíble en el coro. Cuando deja de lado la mesura del principio, se suelta hasta alcanzar notas altas y edificantes.

Resulta magnífica la conjunción de lo electrónico y lo orgánico, de la tecnología y lo tradicional. Emmanuel logra que esta mezcla tenga sentido. Todo se acopla perfectamente y que ningún elemento sonoro parezca fuera de lugar. El resultado es una canción que puede atraer a oyentes de cualquier lugar del mundo sin traicionar una herencia musical tan rica como antigua.

Esta herencia es evidente, sobre todo, en las percusiones y los ritmos. En el tema no predominan los típicos compases de 4/4 que dominan el pop contemporáneo, sino unos ritmos más complejos que, por sí solos, resultan muy interesantes de seguir. La percusión electrónica se adhiere a estos compases, creando un juego de tonalidades muy peculiar.

La balada es rica en texturas capaces de despertar emociones intensas. Emmanuel, pese a su juventud, ha logrado crear un himno al amor que suena, al mismo tiempo, como una canción de cuna con influjos electropop, una balada pop moderna y como una actualización de la tradición zambiana.